La web como oportunidad para las minorías

¿Puede una red social atender al reclamo de una minoría? Poco antes de la sanción de la ley de matrimonio igualitario en Argentina, se creó en Facebook el grupo Yoestoyafavordelmatrimoniogay. Este perfil ya cuenta en la actualidad con más de 315 mil seguidores, y se convirtió en un ámbito de apoyo que permitió cosechar adhesiones desde los sectores más diversos. La misma experiencia, además, se replicó en países como Chile y Uruguay, donde sendos grupos de Facebook reclaman la aprobación de una ley similar a la que se sancionó en Argentina. 

No sería posible afirmar que las redes sociales de por sí permitan a las minorías encontrar vías efectivas para alcanzar el éxito en sus reclamos pero es indudable que brinda un espacio global para expresarlos y sumar adherentes a sus causas. 

Los espacios de sociabilidad online proponen una nueva estructura de comunicación, un ambiente en el que los centros de atención se han multiplicado y diversificado permitiendo una mayor permeabilidad que favorece la visibilidad de grupos minoritarios. 

Hay algunas razones que parecen potenciar la presencia de las minorías en las redes sociales. Por empezar, algunos grupos pueden encontrar en estos canales un espacio de expresión que les está naturalmente vedado en los medios de comunicación tradicionales. Además, la posibilidad de contactar a personas que están ubicadas en cualquier lugar del planeta en torno a ideales compartidos hace que estos movimientos obtengan grados de adhesión que de otro modo serían imposibles de alcanzar. 

La falta de presencia de las minorías en los medios tradicionales puede ser un factor interesante para entender algunos fenómenos que suceden en las social networks. Un estudio del Pew Research Center en los Estados Unidos demostró que comunidades como Twitter y Facebook obtienen un mayor grado de penetración entre minorías étnicas como los latinos y afroamericanos. ¿Las explicaciones? Una mayor personalización de la información que se recibe y la posibilidad de obtener un caudal de información sobre datos que específicamente afectan a su comunidad, entre otros factores. La red social es un canal de nichos, donde fácilmente se desarrollan grupos y comunidades que comparten una misma filosofía, tradición o necesidad, y que gracias al alcance de las redes pueden llegar a donde nunca había llegado y comunicar su mensaje a quienes no podían escucharlo. 

Lo que vemos no es un simple fenómeno de emergencia de nuevos movimientos, sino la consecuencia de una serie de factores que tienen que ver con la propia naturaleza de Internet y de los nuevos canales de comunicación que se abren con la redes sociales. La web es, casi por definición, un ambiente de diversidad y emergencia, donde constantemente se están gestando fenómenos novedosos. El ámbito de la sociabilidad digital es en este sentido igualador: no es necesario contar con grandes cantidades de recursos para obtener visibilidad en Internet, por el contrario, en la red se destacan aquellas propuestas que resaltan por su talento y originalidad, generalmente desarrolladas con bajos presupuestos. En este sentido, las redes sociales son una oportunidad invaluable para movimientos minoritarios que pueden encontrar, como nunca antes, un espacio amplio de visibilidad pública y un grado de compromiso y apoyo a un nivel global, que de otro modo jamás alcanzaría. 

Por María Nicolás, Managing Director, Intuic

Intuic

http://www.intuic.com
Te recomendamos

FOA 2020

DMEXCO

Hootsuite

Outbrain

Xandr

Compartir