Marc Amorós Autor de ¿Por qué las fake news nos joden la vida?

Las fake news nos joden la vida

fake news

Las fake news nos invaden y nos joden la vida. El Global Disinformation Index calcula que en internet hay actualmente unas 20.000 páginas de noticias que difunden fake news a diario y durante los últimos años hemos visto cómo las noticias falsas han generado malestar social, violencia étnica, una reducción de las tasas de vacunación en el mundo e incluso han sido capaces de matarnos. Más de un millar de personas han muerto por confiar en supuestos remedios contra el coronavirus auspiciados por fake news. Al ritmo que vamos, el vaticinio realizado en 2018 por la consultora Gartner apuntando que en 2022 la mitad de las noticias que leeremos serán falsas, se quedará corto.

En esta era de la comunicación fake, las noticias se usan para impulsar narrativas falsas que afectan a nuestra visión del mundo, a nuestra salud y a nuestra imagen acerca de una institución, empresa o marca. Se calcula que solo el 35% de la información online que circula sobre una marca es real, apenas el 18% de las noticias sobre una marca que vuelan en el entorno digital están verificadas y en España el 88% de las personas cree que las fake news se generan para dañar la reputación de marcas, personas, empresas o instituciones.

Y si bien las noticias pueden ser falsas, sus consecuencias son siempre reales. Las marcas, por un lado, pueden sufrirlas en sus propias carnes como le sucedió a Heineken cuando un vídeo falso la acusó de fabricar su cerveza en tanques llenos de palomas trituradas. O por otro lado, pueden ver perjudicada su reputación si sus anuncios en internet se exhiben junto a fake news. Conscientes de ello, el pasado junio Unilever y 200 marcas más anunciaron la retirada de su publicidad de Facebook al considerar que era demasiado permisivo con las noticias falsas y los mensajes incitadores al odio o a la violencia.

La comunicación fake, lejos de hacernos mejores, lastra nuestra confianza en las marcas, el periodismo, la ciencia, la medicina, las instituciones e incluso la democracia y nos condena a una polarización social, a una apatía informativa y a una confrontación ideológica de complicada sostenibilidad. Nunca la verdad había estado tan en discusión como ahora y tan sumida en una confusión de imprevisibles, pero reales, consecuencias. Lo dicho, las fake news nos joden la vida.

Marc Amorós, autor de ¿Por qué las fake news nos joden la vida? (LID Editorial)

Te recomendamos

Eficacia

SrBurns

Criteo

Captain Wallet

Compartir