Las peligrosas tendencias de Adolfo Domínguez

Lo advertí hace unas semanas. Por casualidad un amigo me había invitado a un grupo de Facebook bastante original. No hay que decir que enseguida me metí, no tanto por morbo (que confieso que algo de éso hubo) sino por curiosidad académica.

UN BOICOT EN FACEBOOK

El nombre del grupo era (y es) Boicot a Adolfo Domínguez y estaba fundamentado en unas polémicas declaraciones que éste había hecho en el Forum Europa Tribuna Galicia días atrás, y que para los no familiarizados con las mismas, podeis ver aquí, no tiene desperdicio.

Pues bien, tras indagar en el susodicho grupo en Facebook pude comprobar en ese mismo día que tenía más de 1.500 seguidores y no paraba de crecer. Esa misma tarde alcanzaba la considerable cifra de 2.500 seguidores aproximadamente. En el momento de escribir este artículo superan holgadamente los 7.000.

Alguien se podrá preguntar hasta qué punto este fenómeno puede ser importante, examinémoslo desde una de las muchas perspectivas que se puede hacer: la Imagen de Marca.

Ni que decir tiene que más de 7.000 personas comentando negativamente unas declaraciones de Adolfo Domínguez no puede significar nada bueno (la coincidencia de la marca con el nombre del personaje tampoco facilita las cosas) Veamos dos conceptos que a mi juicio son importantes:

CREDIBILIDAD Y VIRALIDAD

El primero sería la credibilidad de las distintas opiniones manifestadas, y es que no paro de leer comentarios (en gallego y castellano) de gente ubicada en Galicia y que ha tenido contacto directo o indirecto con el diseñador. Sean leyendas urbanas, resentidos, competencia, ficción o realidad; el hecho es que están dejando una huella digital difícilmente evitable. Y algunas de ellas tan detalladas que las hacen sin duda bastante creíbles.

El segundo concepto estaría situado en su aspecto viral; porque, ¿alguien duda de que lo más viral es un comentario desafortunado a destiempo? En consecuencia he podido observar ingentes cantidades de opiniones procedentes usuarios y consumidores de Medios sociales: foros, blogs, redes... todos han querido hacerse eco de esta  información.

SU IMPORTANCIA NO ES RELATIVA

De hecho, si realizamos una búsqueda en Google con la palabra clave "adolfo domínguez", el sexto resultado que ofrece es la noticia del diario El Mundo digital que reza así "Adolfo Domínguez pide el despido libre para acabar con un país..." (también es casualidad...) El octavo resultado se trata de CGM (contenido generado por el usuario) procedente de un blog particular.

Consecuentemente, si alguien desea buscar la tienda del diseñador en su provincia, por ejemplo, con este criterio de búsqueda, sin duda se enterará (si es que no lo había hecho antes) de lo que piensa Adolfo Domínguez acerca de aspectos como la jubilación, su opinión sobre los trabajadores y sus recetas para componer el mercado de trabajo. Y a partir de ahí podrá decidir si es o no intrascentente y/o vinculante en su decisión de compra.

Además, si tomamos en cuenta de que con posterioridad se ha celebrado la Madrid Fashion Week 2010, y que prácticamente no se producen resultados destacados en relación con la marca/personaje y el evento y que el protagonismo lo ostenta su extemporánea declaración, podemos fácilmente deducir la importancia de este hecho.

Ahora la pregunta es, ¿habrá un impacto directo en la parte que más duele, la cuenta de resultados?

Yo creo que sí, pero en definitiva no olvidemos es posible medirlo. Pero sobre todo es posible, necesario e higiénico escuchar activamente y tener un plan de contingencia diseñado con anteridad para evitar situaciones de peligro.

Y recordad que los mercados son conversaciones. Primera tesis del Manifiesto Cluetrain

javi melero

http://estrategiasysocialmedia.wordpress.com/
Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir