Las pequeñas cosas hacen grande la experiencia de usuario

El lunes recibí a través de la cuenta twitter de MunichSports la noticia de que estaba disponible en la tienda iTunes una aplicación para personalizar tus propias Munich directamente desde un iPhone.

Una vez descargada la aplicación, ayer, me decidí a probarla, pidiendo mi propio modelo de "Gresca" (el de la foto), que bauticé "blau", ideal para una cena informal en una terraza en verano, combinado con un tejano claro y una camisa azul cielo de manga larga :-)

Al cabo de media hora de realizar el pedido por internet, recibí una llamada del servicio de atención al cliente de Munich que me pidió la conformidad de la talla pedida, ya que se trataba de una talla 35!!

Evidentemente mi ansiedad por pedir las "blau" me hizo equivocar a la hora de indicar la talla, estaba claro que con una 35 no hubiese podido cenar tranquilamente en la terraza, a pesar de los tejanos y la camisa azul cielo. :-)

La persona que recibió el pedido se preguntó si aquella talla era la deseada y creyó conveniente contactar el cliente para evitar una posible situación complicada: recibir unos zapatos de talla 35, sin posibilidad de cambio, y tener que argumentar "señor, usted pidió una talla 35.. ahora no se los puedo cambiar por otros, porqué además están personalizados para usted".

En ese momento esa persona se puso en la piel del cliente y actuó para asegurar la mejor experiencia de usuario posible.

Una gran experiencia de usuario también se construye con pequeños detalles. Bravo Munich!

Marco Cimino

mcimino

http://marcocimino.com
http://twitter.com/mcimino
Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir