líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Las redes sociales y el problema del barniz en Las Palmas

Hubo un momento en que Miguel Olivares lo dejó claro: el problema de las Redes Sociales es el barniz, se necesita muchísimo barniz. Todos le miramos, él miraba el techo de madera de un pórtico precioso que rodeaba nuestro patio canario coronado de palmeras. Esperábamos la solución y él seguía mirando al techo de madera.

Llegó el momento y nos sacó de dudas: demasiadas métricas, demasiados tecnicismos, demasiadas incógnitas y desencuentros entre los que se supone que saben, y todo rodeado de tanta complejidad que al final a uno se le va la vista al techo y se da cuenta del problema: aquí van a necesitar muchísimo barniz.

La conversación había llegado hasta en I.O.R y el N.S.C. o algo parecido. Eramos 50 personas, entre anunciantes y creativos, en un patio de Las Palmas hablando de la efectividad de las redes sociales y su rol en la comunicación de una marca. Todos comprendimos la urgente necesidad de llegar a un acuerdo de métricas. Todos asumimos que tardará en llegar este acuerdo. Y todos concluimos que hasta entonces, seguiríamos haciendo prueba-error.

Pero en el Día A del Club de Creativos no sólo esas fueron las conclusiones. Para mi, la gran conclusión que quedó patente fue el gran esfuerzo que exigen las redes sociales. Un esfuerzo que deben considerar marcas y agencias antes de decidir entrar en el juego.

Se necesita mucho dinero. Sí, mucha inversión para poder pagar a un equipo humano que se dedique exclusivamente a escuchar lo que sucede alrededor de tu marca, a monitorizarlo, medirlo y responder en consecuencia. Y esto durante treinta días al mes, doce meses al año.

Se necesita mucha inversión para poder ofrecer contenido audiovisual que supere a los cientos de miles de contenidos amateur que existen cada día compitiendo por un hueco en la red.

Se necesita mucha inversión para poder mantener vivos y atractivos los sites y aplicaciones de referencia de la marca y de las acciones de la marca.

Y no sólo se trata de dinero, también se trata de un cambio de actitud. Las marcas y las agencia deben ser conscientes de que ya no sólo hay que pensar en “Qué decir” sino que ahora, además, hay que estar preparados para saber “Qué responder”, algo que las marcas no habían hecho más allá de su departamento de reclamaciones.

Al final, todos nos dimos cuenta, lo importante de una relación es mantenerla. Y mantenerla exige mucha dedicación. No te queda otra que darle la razón a Miguel: el problema no es la madera, el problema es el barniz, vamos a necesitar muchísimo.

Gracias al Club de Creativos, a Dani y a Eladio Bombín por hacernos tan agradables e instructivos nuestros tres días en Las Palmas.

cesar garcia

http://bobcom.es

Aumenta tu ROI optimizando las Landing PagesAnteriorSigueinteMedios a la espera del poder

Noticias recomendadas