Ley Sinde: ¿buscas culpables? Aquí tienes uno

En la fotografía de la izquierda, Jose María Lassalle, el próximo ministro de Cultura que sucederá a Ángeles González-Sinde si el Partido Popular llega al poder. Y la persona que decidió tomar las riendas y la voz cantante dentro del partido, apartando a los que habitualmente se encargan de estos temas, para que “por encima de todo” se aprobase la vuelta de la “ley Sinde” al articulado de la “ley de Economía Sostenible” tras una mínima capa de maquillaje. Si en las próximas elecciones decides votar al Partido Popular, Jose María Lassalle, sin duda uno de los principales responsables de que la “ley Sinde” haya sido aprobada, será nuestro próximo ministro de Cultura, con todo lo que ello conlleva. ¿Te quejas de Ángeles González-Sinde? Pues este es peor, mucho peor. Tenle miedo, mucho miedo. A Jose María Lassalle ya le dediqué una entrada en diciembre del año pasado a raíz de un artículo en El País en el que ya dejaba claras sus tendencias liberticidas y su talibanismo con respecto a su inamovible concepto de propiedad intelectual: su participación en el vergonzoso proceso de devolución de la “ley Sinde” a la ley de Economía Sostenible no es más que la confirmación de lo que entonces decía en aquella entrada. 
El pasado sábado, en la convención que el Partido Popular celebró en Sevilla, Jose María Lassalle se levantó tras una intervención de Jose María Chiquillo en la que cuestionó duramente el posible apoyo a la “ley Sinde”, y se dirigió a la audiencia en los siguientes términos:
 

“¡Si alguien cree que el Partido Popular no defiende la propiedad intelectual, es que es imbécil!”

Una frase que demuestra la catadura moral del sujeto, y hasta que punto es capaz de llegar a la falacia por defender sus fines. La propiedad intelectual, Sr. Lassalle, la defendemos muchos. Lo que no defendemos es la intervención de páginas web sin tutela judicial efectiva, ni la creación de una policía política en la red, ni la defensa de modelos de negocio caducos e indefendibles que usted sabrá por qué razones defiende de esa manera. Su intervención en el proceso que ha culminado con la reintroducción de la “ley Sinde” en el articulado de la ley de Economía Sostenible, donde jamás debió aparecer y donde jamás debería haber vuelto, es una burla a la ciudadanía, un insulto a nuestra inteligencia. Políticamente, este es el hombre que dio a la ministra Ángeles González-Sinde el balón de oxígeno que necesitaba para revivir su ley. 

Ayer, Jose María Lassalle tuvo un día muy agitado. Y al final del día, consiguió lo que tanto ansiaba: que la “ley Sinde” volviese a entrar en la ley de Economía Sostenible. Que no le salga gratis: ni a él, ni al partido que decidió dejarle hacer y deshacer a su antojo, por encima del criterio de otros responsables. Mientras usted siga ahí, Sr. Lassalle, postulándose como futuro ministro de Cultura, yo tengo claro qué partido deja de ser una opción para mí. Si mi voto puede servir para que usted sea ministro de Cultura, Sr. Lassalle, tengo muchas mejores cosas que hacer con él. Si así es como pretende gobernar el Partido Popular, con personas como usted, que ignoran y ningunean lo que se dice en la red, que se niegan a escuchar, que prefieren que las cosas salgan “sea como sea” en lugar de plantear procesos de diálogo constructivos que puedan llevar a un consenso social que cada día se acercaba más… espero sinceramente que esa circunstancia no llegue a darse nunca. 

enriquedans

http://www.enriquedans.com/
Te recomendamos

TAPTAP

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir