Tomás Rodríguez Head of experiences and events en Trivu

Los eventos como herramienta para crear comunidad: la clave está en la experiencia

Encuentros, conferencias, talleres, comidas, hackatones, convenciones… La eclosión de los eventos, ya sean sectoriales o de empresas, es una realidad y estos son cada vez más habituales. Pese a la importancia que siempre han tenido en el marketing tradicional, vivimos un momento en el que esta herramienta crece sin parar y se especializa.

Según el portal Global Meetings and Events Forecast de American Express Meetings & Events de 2019, el 28% de los eventos corporativos en España el año pasado fueron reuniones internas, que incluyen formación. Este porcentaje va seguido del 20% de las reuniones de comités asesores, el 15% de lanzamientos internos y externos de producto, el 14% de reuniones de juntas directivas, el 13% de congresos y ferias y el 10% de viajes de incentivos o eventos especiales.

El problema es que muy pocas compañías organizan actividades que logren convertirse en únicas y que sirvan para generar verdadero engagement y relaciones de valor. Un evento no puede consistir siempre, por ejemplo, en impartir conocimiento o presentar un producto, por muy interesante que este sea. No se puede vincular siempre todo a grandes ponentes y charlas con gancho, o a presentaciones del producto de moda.

Los eventos deben ser una experiencia en sí misma y estar vivos. De esta forma, los asistentes han de sentirse partícipes, generar contenido, interactuar… Convirtiéndose así en pequeños ecosistemas en los que todas las partes implicadas aporten y perciban valor.

Una razón por la que a veces se echan en falta de contenidos personalizados o generados ad-hoc, suele estar relacionada con el hecho de que para crearlos es necesario tener el feedback del participante y una mentalidad customer-centric.

Los más de 20 eventos y experiencias para la comunidad que tendremos en TRIVU este año nos ayudan a potenciar el talento mediante iniciativas que pueden materializarse en todo tipo de formatos, a veces incluso offline.

Es por ello, que para nosotros es fundamental crear activaciones que se impulsen tanto en campañas online, como en encuentros de carne y hueso. Observando las tendencias actuales y los comportamientos digitales de los consumidores, hoy más que nunca, es importante tener en cuenta que no existe una separación entre ambos espectros, ya que no solo hay que fijarse en crear un afterwork o una landing potente, sino que estas deben ser partes de un todo. Porque para los seres humanos, a veces la suma es mucho más que el valor de las partes por separado.

El propósito final de este tipo de acciones 360º no es solo conseguir ventas directas y negocio per se, sino también convertirse en fuentes de valor para el entorno donde se crean. De esta forma, el ecosistema que construimos se afianza, puede sentir interés de participar y forma parte de las iniciativas proactivamente. Y ese sentimiento de pertenencia a una comunidad en el mundo hiperconectado y en constante cambio en el que vivimos, es a lo que tendría que aspirar cualquier marca.

Tomás Rodríguez, Head of experiences and events en Trivu

Te recomendamos

PREMIOS EFICACIA

Enamorando

EVO Banco

Podcast

Atres

Compartir