Madrid, ¿y ahora qué?

Tuvimos una corazonada, pero se nos partió el corazón. La recta final de la candidatura olímpica consiguió emocionar a muchos españoles y mantuvo la esperanza hasta el último minuto. Ahora dejemos reposar el tema, no es momento de buscar cuáles fueron los errores, que los hubo seguro. Ya habrá tiempo para eso. Este es el momento de continuar hacia delante y preguntarse ¿ahora qué? El mundo sigue mirando a Madrid tras la demostración de unidad, profesionalidad, coherencia y emoción que supo transmitir en Copenhague. Probablemente, Madrid todavía tiene que trabajar mucho para encontrar cómo transmitir visualmente su propia identidad, su marca, su identificativo en el mundo, pero los avances han sido realmente espectaculares y ha ganado su propia carrera olímpica. Madrid ha conseguido que nadie quede indiferente, al menos en España. Fuera de Europa quedan asignaturas pendientes, pero en España ha movilizado y realizado todo lo que se podía esperar y más.

Madrid ha hecho un trabajo titánico durante los últimos meses, y este esfuerzo no puede ser en balde. ¿Cómo va a rentabilizar todo lo invertido? La ventaja de esta ciudad es que cuenta con infinitas posibilidades: cultura, deporte, ocio, infraestructuras, museos, turistas, fama y prestigio mundial. ¿Quién conoce a alguien que se haya ido de Madrid defraudado? Madrid conecta, engancha, enamora. ¿Y si Madrid fuera la Capital Mundial de la Energía Positiva? ¿O la Capital Mundial del Espíritu Olímpico? ¿O la Capital Mundial de la gente que se lo quiere pasar bien?

Si la candidatura tuvo más de un 80% de aceptación popular, por qué no intentar canalizar toda esa energía increíble hacia la Marca Madrid como ciudad, como lugar en el mundo, como espacio único, como punto de encuentro, destacado, la capital de muchos mundos. El mundo no espera, no se toma un respiro, el mundo sigue girando.

Inminente es la oportunidad que nos ofrece el Masters Series Madrid Open el próximo mes de mayo. En estas fechas los ojos del mundo estarán centrados en Madrid y será una oportunidad inmejorable para dar a conocer todo lo que hemos aprendido, lo que hemos evolucionado. De nuevo los madrileños y los españoles tienen que involucrarse en el evento, como si formara una parte indispensable en sus vidas. Mayo parece muy lejano en el tiempo, pero no.

Otra ocasión ha sido la celebración de lo que ahora se conoce como Cibeles Madrid Fashion Week. Si el certamen pretende convertirse en uno de los referentes de la moda del mundo, tiene que contar con el respaldo popular, más allá del puro prestigio profesional. ¿Por qué no “sacar” la pasarela a la calle?

Madrid puede exportar el Museo del Prado, el Palacio Real, sus parajes naturales, su gastronomía, sus conciertos, sus queridos Real y Atlético de Madrid. Pero lo que la hace única y especial es esa energía que tiene mil caras, mil barrios, mil colores y que la hace memorable. Madrid tendió una mano, Río ofreció su corazón. Un pequeño gran matiz.

Madrid debe seguir adelante, lo sabe su gente, lo sabe su historia, lo saben todos los que derramaron lágrimas de frustración hace menos de siete días. Que las lágrimas de bronca se transformen en nuevas oportunidades en el futuro. La vida da muchas vueltas y, como el deporte, siempre ofrece revancha.

Hay veces que no se gana por merecimientos. Pero me quedo con la reflexión de un buen amigo: Madrid no perdió, dejó de ganar, pero no perdió. Madrid no perdió.

Andy Stalman

http://
Te recomendamos
En otras webs

repoertaje a3

BackToBasics

Highway To Sales

Oh My Brand

Compartir