Mamá, tengo que decirte algo

- Mamá, tengo que contarte algo. ¿Podemos hablar?
- Claro hija, ¿qué pasa? ¿no estarás embarazada?
- Noooo.....(aunque quizá tú también dudes de si podrías estarlo)

Estoy nerviosa. Un sudor frío recorre mi espalda mientras pienso en cómo contarle la transformación que estoy sufriendo. He preparado y repetido mentalmente mis argumentos y motivaciones durante días, pero ahora que tengo la oportunidad de decírselo, pienso que es una tontería y que no me va a entender.

-Va, nada, déjalo. Chorradas mías – le digo mientras doy media vuelta para ir a mi habitación.
- ¡Venga cuéntamelo!
-Nada, que me he creado una cuenta en Google Analytics para medir el tráfico que tiene la página web que me he creado. También la tengo linkada a Twitter y Facebook para poder compartir artículos chulos.

La cara de mi madre es indescriptible. No sé qué es lo que realmente piensa de mi; no sé si está orgullosa o decepcionada, si se alegra porque estoy actualizando mis conocimientos o si cree que soy una friki. Quiero pensar que simplemente no tiene ni idea de lo que le estoy hablando.

Intento explicarle que bajo mi punto de vista, el futuro de marketing está en internet y que por tanto, hay que estar al corriente de lo que se dice y se comenta en la red. Cojo mi portátil, lo abro, lo enciendo y entro en mi página web. Con mi dedo índice, le indico todas las cosas que pueden ser medidas por analítica web. Después entro en mi cuenta de Google y le explico qué lo que aparece bajo el epígrafe campaña, es el nombre que le he dado al grupo de palabras por medio de las cuales hago que mi página aparezca más arriba en el buscador.

Sus ojos, abiertos como platos, alumbran más que nuestra lámpara de techo. Ahora la sorprendida soy yo. Anonadada porque la persona a la que he revelado mis inquietudes no es mi madre, sino mi compañera de piso; una joven con estudios universitarios y sobradamente cualificada en el área de marketing de servicios, pero con los mismos conocimientos de redes sociales que yo de motos de gran cilindrada, es decir, casi nulo.

Y yo me pregunto, ¿cómo puede ser que haya gente que aún no utilice redes sociales? Este es un problema al que hay que poner remedio. Por esta razón, si me lo permitís, semanalmente subiré a la comunidad un artículo sobre mis experiencias con la analítica y con las redes sociales. Sería la persona más satisfecha del mundo si vosotros enriquecierais mis textos con vuestros comentarios.

Esperando que nos encontremos la semana que viene...

dimmgo

http://www.dimmgo09.mye.name/
Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir