Ana Sastre Fundadora de Marketing Libélula

Marketing: Tendencias para coaches y terapeutas

Es una realidad: el sector del desarrollo personal está saturado.

Cada vez son más los psicólogos y terapeutas que terminan su formación y buscan hacerse un hueco en el mercado.  En este contexto hay que añadir a los coaches o “entrenadores de vida”. Una profesión muy de moda que ha enamorado a muchas personas que buscaban reinventarse. Trabajo, familia, deporte, pareja… no hay ámbito de la vida que se escape del coaching, añadiendo aún más competencia al sector.

Este mercado complejo, además, ha entrado de lleno en el modelo digital. El consumidor de terapias reclama flexibilidad y los profesionales que entiendan los nuevos formatos de servicios serán los que mejor se posicionen y más clientes capten.

Por eso mismo, los coaches y terapeutas se están adaptando a los nuevos estilos de vida. Por ejemplo, ofrecer sesiones de terapia o coaching online y tener un comunidad en Internet aporta marca y abre el negocio a clientes que viven en cualquier parte del mundo.

Esta tendencia no es casualidad. La rotación laboral actual y los cambios de domicilio hacen que haya muchas consultas de psicología presenciales que pierden clientes regularmente.

Diferenciarse para dejar de ser invisible

Aunque la gran mayoría de coaches y terapeutas poseen las herramientas para ayudar a otros en su crecimiento personal, en su preparación profesional no cuentan con estrategias para llevar un negocio adelante, sobre todo en la era digital. Con la ayuda del marketing los coaches, terapeutas y psicólogos a potencian su visibilidad, diferenciándose de la competencia y consolidando sus negocios.

En un mercado con fuertes competidores como el digital, los profesionales necesitan saber generar ingresos más allá de la consulta.

¿Cómo ayudar a quienes ayudan? La clave es dejar de presentarse como “coach”, “terapeuta” o “psicólogo” y creer que por eso ya va encontrar clientes. De hecho, la mayoría de los personas no saben bien la diferencia y la convivencia de estos profesionales ha creado gran tensión en algunos aspectos. Los profesionales deben buscar los puntos que les definen frente su competencia para tener una presencia sólida en internet. Tanto si se venden sesiones de terapia, talleres o formaciones de autoconocimiento, el cliente buscará en internet, abrirá cinco pestañas en su navegador y se quedará con el profesional que más confianza le dé.

Ana Sastre, fundadora de Marketing Libélula

Te recomendamos

FOA

The trade lab

vueling

México

Compartir