Neuromarketing sensei

Todos sentimos un misticismo de oriente que a veces nos embarga y nos llama la atención o al menos la curiosidad. Tras mis largos años de práctica en artes marciales hay algo que siempre me ha cautivado.

“El sensei no habla”

En la cultura otaku, en las artes marciales, en el gendai budo y en la filosfía, significa “el que ha nacido antes”, o "el que ha recorrido el camino”.


Según los japoneses tradicionales, se le denomina así porque la única diferencia que hay entre un alumno y un maestro es que éste simplemente ha nacido antes, y que posee; tanto el conocimiento como la experiencia, y por eso puede enseñar.

El concepto más sorprendente dentro del budo, es que el sensei ejecuta los movimientos, las artes y las técnicas, pero no habla. Todos los alumnos deben de concentrar su atención plena en este foco y fomentar su aprendizaje a través de la atención, algo que comenta Goleman.

Es muy curioso, porque ahora que que la neurociencia es algo de tremenda innovación, cabe hacernos algunas preguntas, ¿los sabios japoneses conocían las neuronas espejo?, ¿habían demostrado científicamente cómo se producía el aprendizaje humano?, quizás no. Ellos focalizaban su atención y fomentaban la imitación desde la más tierna infancia.

En el último estudio publicado en Plos One, sobre la respuesta somatotópica de los bebés al ver la acción humana, le da la razón al “sensei”.

A partir del conocimiento de que los bebés humanos aprenden rápidamente nuevas habilidades y costumbres a través de la imitación, pero los vínculos neuronales entre la percepción y la acción de la producción no se conocen bien. 

Para llegar a la hipótesis de que la organización somatotópica en el cerebro en desarrollo se apoya en la imitación y el aprendizaje cultural, utilizaron bebés de 14 meses de edad asignados al azar y los colocaban frente a un adulto que tocaba un objeto utilizando la mano o el pie. Las mediciones de activación de corteza sensomotora se realizaron con EEG (electroencefalograma).

Este estudio proporciona la primera evidencia de que la observación de un acto producido por otra persona que utiliza una parte del cuerpo particular, se asocia con la activación en los bebés de la zona correspondiente de la propia corteza sensitivomotora del bebé. Esto proporciona un correlato neuronal para lo que se ha denominado como la identificación de órganos. El hallazgo de la cartografía intercorporea proporciona conexiones entre la neurociencia del desarrollo socio-cognitivo y dos conceptos:

1. Con el hecho de que los procesos del cerebro involucrados en la observación de las acciones de los demás están estrechamente ligados a los procesos implicados en la producción y control de las propias acciones.

2. Con los estudios de comportamiento de imitación infantil  que muestran que las representaciones de los actos de los demás genera memoria sobre la parte del cuerpo específicamente utilizada. 

Esto nos entre otros, nos lleva al hecho de que el proceso de aprendizaje son fundamentales la focalización y la imitación. Para esta proliferación del entramado dendrítico es fundamental la generación de experiencias estimulantes e innovadoras para el niño incluyendo todo tipo de actividades. Para canalizar sus talentos se ha de tener una mente abierta, conocedora de la existencia real de las inteligencias múltiples sin sucumbir al adoctrinamiento de una metodología educativa basada en la industrialización capitalista del S.XIX, donde las  habilidades creativas eran denostadas.

Así hemos de conseguir en el consumidor niveles atencionales elevados, para conseguir su focalización, aumentando las probabilidades de que surja su  interés. Ello unido al hecho de observar a otros miembros de su manada, consumidores, que ejecuten las acciones de toma de decisiones en la elección de un producto. Todo ello favorece las activaciones cerebrales por imitación con lo que aumentamos la probabilidad de elección de nuestro producto o servicio, sin olvidar que no hemos de perder la autenticidad para no defraudar.

Equipo Brain House

Antonio Ruiz

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir