No branding, no way: por qué las organizaciones necesitan el branding

Puedes ser muy bueno -incluso el mejor- haciendo algo, pero sin una buena marca no vas a ningún sitio. El branding es una pieza clave de un proceso a través del cual una organización presenta a sus distintos públicos su propuesta de valor.

En este artículo presento una batería de argumentos para que cuando tengas que defender su valor ante profesionales de otras áreas, no te quedes a dos velas.

Independientemente de su tamaño, toda organización realiza transacciones a diario: compra, vende, contrata, despide, se financia,  invierte, se relaciona con sus clientes, comunica… y en todas estas transacciones, la organización, está de una u otra manera presentándose a sí misma (o a parte de sí misma) a los distintas audiencias con  las que trata.

El modo en que una organización se conduce a sí misma, ya sea como un todo, o por cada una de sus partes, influye de manera decisiva sobre las percepciones y sensaciones que engendra en las personas.

Las diferentes estampas de lo que una organización proyecta, combinadas, conforman lo que se conoce por su identidad. Lo que las audiencias perciben, acostumbra a llamarse imagen corporativa, que es la parte más reconocible del branding.

El branding es una pieza clave de un proceso a través del cual una organización presenta a sus distintos públicos su propuesta de valor de manera significativa y diferencial. El branding es el cauce que hace posible que la visión que una organización tiene de sí misma sea percibida y comprendida desde el exterior. Una estrategia de branding correctamente concebida, desarrollada e implementada, ofrece los siguientes beneficios para la organización:

  • Acelera y simplifica los procesos de cambio en el seno de la organización.
  • Hace más fácil a la organización la labor de comunicar a todos los públicos a quién tienen en frente, con quién están tratando, qué es, qué representa y significa, qué hace, cómo lo hace y por qué motivo lo hace.
  • Ofrece a los representantes de la organización las herramientas necesarias para explicar cómo están relacionadas sus actividades.
  • Mejora la comprensión de los valores y objetivos de la organización por parte de todas las personas que entren en contacto, o traten con la misma.
  • Promueve la consolidación de los mensajes que emite la organización, de tal forma que estos resultan más coherentes, eficaces y fáciles de recordar.

Estas ventajas generales, se pueden  transformar en distintos beneficios concretos en varios niveles de la organización:

A Nivel de marketing

  • El branding predispone a los consumidores a mirar con mejores ojos a la organización y a sus productos y servicios.
  • Crea notoriedad y conciencia de marca, impulsa  la preferencia por la misma y extiende la fidelidad de los clientes hacia esta.
  • Atrae a mejores proveedores y les alienta a operar con mayor consistencia y regularidad.
  • Racionaliza los gastos en actividades de comunicación, lo que supone una mejoría de su ROI.
  • Posibilita que la organización pueda establecerse con más facilidad en nuevos nichos y/o mercados, mientras que que sobresale en mercados maduros o saturados.
  • Promueve el desarrollo de nuevas actividades de generación de valor ene l seno de la organización.
  • Aumenta la calidad percibida de los productos y servicios de la organización.

A Nivel financiero

  • El branding logra que las cualidades y capacidades de la organización sean reconocidas en los altos círculos económicos y  financieros tanto a nivel local, como global, afectando así  de manera positiva al valor de la acción.
  • Hace más fáciles las adquisiciones.
  • Pone trabas a las OPAS hostiles y a otras maniobras de entrada no deseadas por el consejo.

A Nivel interno

  • El branding aumenta la motivación y la moral de los empleados.
  • Potencia el orgullo de pertenencia a la organización.
  • Contribuye a reducir la rotación de personal.
  • Es un factor de atracción talento de mayor nivel que otros competidores con marcas peor posicionadas.
  • Promueve el trabajo en equipo y la colaboración interdepartamental.
  • Aumenta la calidad de los procesos de producción (y/o servucción), repercutiendo así en la calidad final de los productos y servicios entregados al cliente.

Ya tienes un breve pero contundente argumentario de bolsillo para defender tu trabajo ante economistas, ingenieros, financieros y escépticos varios, que no volverán a acusarte de vender humo.

Úsalo con moderación.

JORGE G

http://thinkandsell.com/blog/
https://twitter.com/Jorgethink
Te recomendamos

TAPTAP

ICEMD

ADN

Recopilatorio

Enamorando

Compartir