Objetivos del marketing de contenidos y 5 tipos de contenidos virales

Cuando hablamos hoy de construir una marca pensamos automáticamente en los contenidos. ¿Recordáis cuando allá por la década de los 90 emergía Internet como un símbolo de estatus sólo accesible para los puestos directivos? O cuando, tener una cuenta de correo electrónico nos situaba a la vanguardia de las nuevas tecnologías
Bien, Internet hoy, una década después, se ha consolidado como el único mercado en el que se produce, se consume y se mueve el motor de la creación de empleo. La llave que abre esa ansiada “caja de Pandora” para las PYMES que se han salvado de la “quema” o aquellas que están comenzando como única salida, la tienen los contenidos de calidad y por ende el marketing de contenidos
Ayudados por las constantes modificaciones del algoritmo Google, los contenidos hoy viajan por la red acompañados de un eslogan común: “el contenido es el rey” 

Resulta evidente que ante un futuro en el que, nuevos canales de ventas de éxito tangible para las marcas pueden abrirse, unas proyecciones en las que la influencia y confianza atesoradas se transformen en alianzas estratégicas beneficiosas para el crecimiento de nuestra marca. La búsqueda del contenido más viral, el más compartido, el más comentado, aquél que marque una tendencia y sitúe a nuestra marca en los lugares TOP de referencia, es una constante para todas las empresas que han dado el salto al mundo online también conocido como; los nuevos negocios online. 

Comencemos con los objetivos que debe cumplir cualquier contenido para ser considerado de calidad, viral y referente: 

1. Formación: Educar (y se) es una consigna y una responsabilidad común para productores y consumidores. Los clientes forman a otros clientes con el “boca a boca” (wom) construido en las redes, las empresas forman a sus clientes con sus contenidos, la formación constante y la entrega de una guía que permita identificar a través de la información, nuevas formas de producir eficiencia, es indispensable. 

2. Atraer: la clave del contenido es que impacte y atraiga, con ello se logra el recuerdo y el retorno, cuando algo te motiva y te entretiene, es más fácil de retener en la memoria. 

3. Convence: este es uno de los objetivos más complejos de alcanzar. Pongamos como ejemplo una marca consolidada como autora de contenidos web. Resulta evidente que la exposición de sus trabajos es lo que atrae a las empresas y la respuesta de los consumidores definida por su influencia, es lo que termina de convencer. La clave para que un contenido convenza es que sea genuino, no hablamos de gustos, hablamos de confianza y credibilidad. 

4. Estímulo: cuando un contenido nos muestra desde una experiencia real una forma de lograr objetivos, nos sentimos estimulados a seguir avanzando. Cuando una empresa llega a nosotros a través de un producto que nos permite desarrollarnos de una u otra forma, logra lo mismo. Hoy se denomina Experiencia del consumidor a la capacidad de las marcas para estimular a sus clientes y lograr una experiencia única. 

Y ahora que conocemos los objetivos, veamos qué tipos resultan más eficientes. 

Recomendamos… Aquellos contenidos en los que se realizan comparativas, ranking evaluaciones, tienen muy buena acogida y son muy virales…

Cómo se logra… A partir de la experiencia, de mensajes breves y directos, de acciones sencillas y lógicas, los contenidos que muestran cómo se logran cosas, tienen un alto nivel de audiencia y promoción social. 

Pongámonos cara… Las entrevistas son grandes aliados de la viralidad, a todos nos gusta conocer los rostros que hay tras cada clic, saber un poco más de su experiencia de vida y establecer vínculos entre sus talentos, aprendizajes y experiencias.

Analizando la realidad… los contenidos que muestran campañas de marketing o estrategias de otras marcas, casos concretos a través de los cuales se pueden entregar ideas más prácticas sobre acciones eficientes, aportan gran calidad al lector. 

Just do it! Distintos formatos, cada uno un beneficio. Finalmente, no debemos dejar pasar los distintos tipos de formatos de contenidos que hoy son considerados un elemento diferenciador y de valor agregado debido a su máxima eficiencia y su escasa utilización.

  • Hablamos de contenido pedagógico, cursos de formación, material de interés
  • Hablamos de Newsletter
  • Hablamos de material audiovisual
  • Hablamos de galerías de imágenes (de creación propia)
  • Hablamos de infografías

Recuerda que el temor que nos impide hacer algo nuevo, sólo minimiza nuestras posibilidades de aumentar la viralidad. Apuesta por integrar todos los tipos de contenido que resulten eficientes y logran impactar con el mensaje de la marca en el corazón de las emociones (necesidades) de tus clientes. 

Vivimos en el ciclo de la Web 3.0 dónde, prosumidores ubicuos, en constante proceso de formación, híper conectados y exigentes, tecnológicos, sociales y proactivos, buscan de la relación con sus marcas, mucho más que la compra de un producto, la identificación de nuevas áreas productivas de interés. Y todo ello se produce a través del contenido.

Germán Piñeiro

http://www.elblogdegerman.com
@germanpv
Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir