líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Ana López Consultora en transformación, marketing y comunicación digital

Posicionamiento coherente y marcas con propósito

En estos tiempos actuales, cuando pensamos en las estrategias de posicionamiento de un producto, escuchamos decir que la razón de ser de una marca pesa más que «obtener un beneficio».  

Esto puede sonar un poco arriesgado y fuera de lugar, pero tiene mucho sentido, pues las audiencias están cada vez más informadas e involucradas con las marcas. También de las crisis de nuestro entorno y las situaciones que afectan al mundo en general y, por ende, su bienestar. Incluso desde hace varios años sabemos que el consumo o preferencia de una marca está cada vez más ligado a su sentido de responsabilidad social y sostenibilidad con el entorno. 

Según Nielsen, en la era poscoronavirus el 53% de los consumidores españoles están dispuestos a cambiar a un consumo concienciado a favor de la sostenibilidad. Algunos consumidores están dispuestos a pagar un sobrecoste por productos responsables y ecológicos. 

El propósito, como en la vida misma, es el sentido que nos mueve, y responde al por qué hacemos lo que hacemos. Lo mismo pasa con un producto o una marca que intenta posicionarse en la mente y corazón de sus clientes y consumidores. 

El reto de comunicar y diferenciar el propósito de manera coherente

Si el propósito no se comunica adecuadamente y no es coherente con mi producto o marca, fracasaremos en el posicionamiento. 

Por ello es cada vez más importante invertir y trabajar en estrategias creativas que nos ayuden a posicionarnos coherentemente para diferenciarnos, ser auténticos. Hay que establecer mensajes concretos sobre nuestra razón de ser y aportación al entorno, sin confundir al consumidor.

Hoy, más que nunca, la estrategia, el nombre y la identidad de una marca son claves. De nada nos sirve tener un producto o marca sin comunicar coherentemente su propósito.

Un ejemplo de propósito con coherencia: Notpla

Quiero tomar como ejemplo al ganador de este año del Grand Prix en Diseño de Cannes: Notpla, (abreviatura de No Plástico en inglés), una marca sostenible especializada en packaging, cuyo propósito es hacer desaparecer el uso de envases de plástico.  

La idea de creación del logo, marca y nombre fue tan audaz y simple que por eso me llama tanto la atención. Corresponde a una identidad de marca que se centra en su misión principal: hacer desaparecer los envases. El logo animado e interactivo refleja un recipiente que se puede llenar con agua, zumos, cócteles o salsas, y cuando se vacía al exterior desaparece, al igual, que su empaque. 

La identidad de la marca de NotPla refleja un tono de voz simple y claro, sin ser tímido, ni complicado. Apuesta por la coherencia y diferenciación de la marca en una industria cada vez más competitiva. 

Hoy en día el desafío de posicionar el «para qué» de manera estratégica es un gran reto para las marcas, que pone a prueba la creatividad de los profesionales del marketing y la comunicación. 

Enhorabuena al equipo profesional que trabajó en la creación de NotPla por entender y tener clara la importancia de la coherencia en el posicionamiento del propósito de una marca en los tiempos actuales. 

Si no puede visualizar correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Ana López, consultora en transformación, marketing y comunicación digital 

Haz campañas en TikTok… Si sabes cómoAnteriorSigueinteProductos que encuentran a personas: El nuevo comercio

Noticias recomendadas