Publicidad, como un elefante en una cacharrería...

Hace ya varios meses que no hacen más que llegarme artículos acerca de que la publicidad "tradicional" está de capa caída, que las televisiones pierden ingresos en publicidad, que las empresas ya no creen en ese modelo, y que todo ello nos lleva a un aumento significativo de la inversión en publicidad "on-line", social media, en definitiva nuevos canales para llegar a nuestros usuarios. ¿Realmente pensamos que un cambio de escenario va a hacer que los usuarios nos escuchen más? ¿y por cuanto tiempo?

Hace ya mucho tiempo que la "sutileza" que debe regir las acciones de un buen equipo de marketing se perdió. La época en la que hasta los propios profesionales caíamos en telas de araña muy bien dispuestas ha pasado, y lo hemos cambiado por un modelo en la que salimos en busca del usuario como un elefante en una cacharrería. Vemos series o películas que se cortan a mitad de diálogo para ponerte mil anuncios sin sustancia ni creatividad, triquiñuelas "barriobajeras" como cortar 5 min antes del final para que el usuario no quiera cambiar de canal, ¿de verdad a alguien le extraña que TVE sin publicidad haya aumentado sus ratios?

La respuesta: los usuarios cambian sus hábitos, empiezan a ver series y películas en Internet, compartir información a través de redes sociales, los videos online tienen un grandísimo éxito como herramienta de entretenimiento, en definitiva, un mundo nuevo lleno de posibilidades.

Pero ahí vamos de nuevo, como elefantes en una cacharrería, nos metemos en redes sociales a apabullar sin molestarnos en dar un contenido algo decente, vas a buscar algo a una web y se abren banners inmensos que crispan los nervios (buscar la X para cerrar no es ver un banner), saturamos los buzones con e-mails que rozan la legalidad, inundamos los videos con publicidad, ¿si no quieren ver los anuncios en la tele que nos hace pensar que lo quieren ver en un video?

Por favor, por favor, por favor... SUTILEZA. El marketing y la publicidad han de ser parte de una estrategia, como una partida de ajedrez, como una tela de araña. Hay que atraer al usuario desde las redes sociales con contenido atractivo que quieran ver, hay que relajarles, entretenerles, crear buen ambiente, entonces, y sólo entonces, nuestros mensajes quedarán grabados a fuego. Hay que estar ahí cuando nos buscan y atraerles, tenemos que competir y ser los primeros, pero en el momento en que nos encuentran cuando no nos quieren ver hay que tener claro que hemos fallado, que hemos dado un paso atrás. Y ojo!, no dudo que más de uno me pueda demostrar que eso les da dinero, estoy seguro, pero es sacarle más leche a la vaca de la que puede dar. La televisión, la prensa escrita, etc, son modelos, que si bien van a sufrir cambios, estarán ahí en los próximos años… y muchos profesionales ya no los quieren ni ver. Las nuevas tecnologías nos abrirán nuevas puertas, nuevos métodos, pero al igual que hemos hecho con los tradicionales, los extinguiremos como canales de comunicación si no los cuidamos si no los trabajamos como es debido.

kikecien

http://www.mimarkt.com
Te recomendamos

México

2boca2

podcast

A3media

Compartir