¿Quién lo ha dicho?

¿Quién ha dicho que los nombres tienen que ser cortos y estar ligados por su significado al uso de los productos?

Los hombres que no amaban a las mujeres no es una novela sobre gays, ni La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina es la historia de una pirómana, ni La reina en el palacio de las corrientes de aire trata sobre una reina acatarrada. Sin embargo, nada de eso ha impedido que los larguísimos y un tanto surrealistas títulos de las novelas de Stieg Larsson hayan vendido más de sesenta millones de ejemplares en todo el mundo.

agustinmedina

http://www.medinaconferencias.wordpress.com
@agustin13
Te recomendamos

#Highway2Sales

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir