Revistas femeninas: un escaparate con futuro

En una época del año donde las pasarelas de moda presentaron las propuestas de los diseñadores para el próximo otoño, Grazia llegó a España de la mano de celebrities y de las marcas que han querido dar la bienvenida a una revista de referencia para muchos

Y es que el interés por el lujo, la belleza y la moda no sabe de crisis. A pesar de estar atravesando un periodo de dificultad económica la gente sigue interesada en el consumo, en conocer las nuevas tendencias aunque luego no se materialicen siempre en una compra. Por ello, las revistas femeninas todavía son capaces de atraer anunciantes y lectores en un panorama desalentador para otro tipo de medios.

Según un artículo publicado por El Economista a finales de 2012, las revistas dedicadas al sector femenino abarcan la parte más grande de una demanda publicitaria cada vez más pequeña: Entre 2009 y 2011 la inversión publicitaria en publicaciones femeninas ha crecido un 8,8 por ciento hasta los 82,5 millones de euros y en las de moda un 12 por ciento hasta los 6,5 millones de euros mientras que el sector de las revistas en general ha registrado una caída del 5,1 por ciento, el de los diarios de más del 14 por ciento y el de los dominicales del 2,75 por ciento.

Es en este escenario donde se presentan multitud de oportunidades para las marcas de consumo y, como consecuencia, para aquellos que nos dedicamos a la comunicación. Unas oportunidades de las que podremos sacar el máximo rendimiento si sabemos definir claramente nuestros objetivos.

Además de contar con formatos en papel muy atractivos para sus lectores, las revistas femeninas han sabido sumarse a la comunicación online y adaptarse a nuevas plataformas que responden claramente a las necesidades de las marcas y a los gustos de los lectores. Como cualquier medio, las revistas femeninas recurren a la publicidad como principal fuente de ingresos para lo cual necesitan el mayor número de lectores y  tráfico a sus webs de cara a vender esos espacios publicitarios. Por ese motivo, las marcas que les proporcionen mayores contenidos de interés, bien a través de plataformas online que lleven tráfico a la web del medio o mediante alianzas que ofrezcan un valor añadido al lector, serán las que obtengan mayores posibilidades de aparecer en las revistas femeninas.

Es aquí donde los expertos en comunicación debemos trabajar en ofrecer ideas creativas que no hablen directamente de la marca sino de algo que atraiga a los lectores. De esta forma conseguiremos que el medio posicione los contenidos de la mejor forma posible y podrán considerar a la marca como un partner, sobre todo, cuando éste no contempla realizar una inversión publicitaria en el medio o si ésta es muy reducida.

Es un hecho indiscutible que la competencia entre medios y blogs cada vez es mayor y, por lo tanto, hay que distinguirse y fidelizar al usuario ofreciendo contenidos exclusivos para cada uno de los medios donde a la marca le interese estar. Será el usuario el que elija qué contenidos consumir y por eso debemos hacerle partícipe de la marca, convertirle en embajador de la misma y, junto a él, difundir los valores y la imagen que queremos transmitir.

En los últimos meses hemos podido ver multitud de campañas que humanizan una marca y que hacen al consumidor protagonista de la misma. Por ello, el ingenio, la creatividad y la distinción serán los que hagan a la marca generar más engagement y reconocimiento por parte del consumidor de medios.

Aprovechemos las oportunidades que nos ofrecen las revistas femeninas, desarrollemos planes de comunicación que maximicen la visibilidad de las marcas que representamos y, de este modo, hagámoslas llegar al consumidor final en el mejor de los escaparates.

Andrea Rodríguez – Miñón

Consultora Comunicación de Consumo en Grayling España 

Andrea Rodríguez - Miñón

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir