Carlos Estévez Director de Search Marketing y Analítica Web en Internet República

SEO+SEM, cuando la unión hace la fuerza

seoActualmente no hay duda en la utilidad del Search Marketing como una parte fundamental del marketing digital, especialmente en la vertiente más enfocada a la obtención de resultados directos. Durante años, especialmente en las empresas donde hay un presupuesto digital importante, la forma de capitalizar esta rama del marketing ha sido a través de Google Adwords, impulsado a su vez por el equipo comercial de Google -quienes, por cierto, lo hacen muy bien-.

Y lo hacen muy bien porque conocen la gran fortaleza del marketing de buscadores: impactar a los usuarios en el preciso momento en que tienen una necesidad. Lo utilizan para vender sus productos -anuncios- de búsquedas patrocinadas, como es lógico. Pero seguir a pies juntillas las recomendaciones de Google en un campo en el que es juez y parte es, cuanto menos, ingenuo e incluso algo irresponsable por nuestra parte.

Como es obvio, el buscador trata de incentivar el uso de su principal fuente de ingresos como la manera ideal de sacar todo el provecho al Search Marketing, obviando que también existe una manera de conseguir estos resultados sin tener que pagar por cada clic que se reciba. ¿Pero es esto lo que más te interesa a ti o a tu empresa?

Por su parte, el SEO ha tardado más en tener su cuota de mercado actual en las grandes empresas debido a sus orígenes en la parte más SPAM del marketing en internet. Aunque actualmente, y gracias a los esfuerzos de Google por alinear sus criterios de ranking con las necesidades del usuario -tampoco hay que olvidarlo-, se ha convertido en gran medida en un proceso de calidad web que se debe cumplir y que tiene todo el sentido trabajar para cualquier empresa o proyecto, independientemente de su tamaño.

Pero esto no va de elegir un bando, no se trata de hacer SEM o SEO, se trata de hacer marketing en buscadores. Y de maximizar los resultados.

Lo he visto en multitud de proyectos: el gran problema que existe es que la mayoría de veces, SEM y SEO son gestionados por equipos independientes, con poca o nula comunicación entre ellos y, en muchos -demasiados- casos, con estrategias opuestas. Y aunque a priori pueda parecer que ambas disciplinas son lo suficientemente distintas como para que se gestionen por separado, si tenemos en cuenta que en ambas estamos trabajando sobre la misma fuente de tráfico -Google- y que intentamos impactar a los mismos usuarios cuando hacen unas determinadas búsquedas, lo que no tiene sentido es no tener una estrategia común.

¿Por qué el SEO debe ser la base de la estrategia de Search Marketing?

Si tenemos en cuenta que el sistema de pujas de Google Adwords hace que según se satura el mercado los costes suban irremediablemente, la única opción viable económicamente a largo plazo es la de llevar a cabo una estrategia común de ambas disciplinas priorizando la más rentable, el SEO, o lo que es lo mismo, obtener la mayor cantidad de tráfico/conversiones al menor coste global posible.

Además, esta aproximación desde el SEO implica trabajar en base al método científico y desde una postura crítica que cuestiona las recomendaciones del buscador si estas no se validan con nuestros datos. Ahora es posible que pienses que tus campañas de Adwords también están basadas en datos, pero si no incluyes los datos orgánicos, trabajas solo con una parte de ellos y no tienes una muestra representativa. No estás viendo la foto completa. Deja de hacer SEO y SEM, haz Search Marketing.

Carlos Estévez, Director de Search Marketing y Analítica Web en Internet República

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir