Cristina Verdugo Ballester Brand Strategist en Agencia Tango

Ser sostenible es luchar contra el Covid-19

impacto del coronavirus

Covid-19 ha llegado a nuestras vidas arrasando, sin pedir permiso y sobre todo, quitándonos lo que más nos distingue, el contacto físico. Ahora mismo hemos parado las mil revoluciones que teníamos para detenernos y aislarnos dentro de casa. El Covid-19 ha traído consigo una gran crisis social y consigo una orden, cambiar nuestro estilo de vida por unos cuantos días, semanas o quizá toda la vida.

Y así lo estamos viviendo en esta primera semana de confinamiento. La salud ha pasado a ser nuestra primera prioridad, la nuestra y la de nuestros seres queridos. Los hogares ya no son sólo de descanso y lugares familiares, estamos redescubriendo una nueva forma de vivir dentro de ellos y la tecnología se ha convertido en nuestra gran aliada. Está siendo más social que nunca, nos está poniendo más en contacto y nos está uniendo a pesar de las distancias. Ahora, sí que sí, parece que estamos utilizando la tecnología como debe ser.

Está claro que lejos queda volver a la "normalidad". No porque el confinamiento se vaya a alargar, sino porque estamos reflexionando y replanteando qué es importante para nosotros y qué no en nuestras vidas. Porque en una etapa de crisis, los valores cambian y cómo nos sintamos o vivamos se va a grabar muy dentro de nosotros. Así que, aquello que pensemos o decidamos va a marcar nuestro futuro más cercano y lejano.

Una vez más, las personas son las que nos están dando una lección de vida. La facilidad para adaptarse, el carisma para seguir, la esencia de ayudar y la necesidad de "crear comunidad" es el nuevo mantra para hacer más fuerte a nuestra sociedad.

Por tanto, las marcas, más que nunca, son las que tienen que estar al servicio de la sociedad. Porque si una sociedad deja de sostenerse, las marcas dejan de aportar valor.

Y es aquí donde la palabra sostenibilidad, aspiración por todas las compañías, empieza realmente a cobrar sentido. Porque ahora mismo, ser sostenible es querer acabar con el Covid-19. Y da igual que tu producto o servicio no pueda hacerlo, porque tu marca sí. Y de eso va, de empezar a comportarse como humanos, no como entidad. De arrimar el hombro y no de competir por ser el primero. De demostrar haciendo, haciendo todo lo posible para que todos los recursos que se tengan, empiecen a repensarse, porque ahora tienen otro fin, ayudar o paliar un virus que nos atañe a todos.

Y estar, estar cuando esto acabe. Porque el impacto social, económico y cultural que va a tener, sólo podrá llegar a un equilibrio si todos empezamos a ser y comportarnos de forma sostenible.

Te recomendamos

Coronavirus

Ontwice

Podcast

LiveMD

Compartir