Un "maverick" en la corte de Aedemo

La verdad es que tengo un sentimiento completamente encontrado en lo referente al 28 seminario de Aedemo Televisión en el que asistí como ponente. Por un lado me encuentro con que la organización fue exquisita conmigo, conocí a gente fantástica que trabaja en temas muy interesantes, encontré a speakers muy valiosos (Alfonso Sánchez me barrió de la mesa, no sólo porque es un speaker genial, sino porque trajo a la mesa como los grandes consumidores de TV distorsionan el comportamiento estadístico del total de consumidores) y en general me pareció un sector con un potencial tremendo, mucho talento y todo por hacer.

@Cordoba_74 Terminando #aedemotv. Más nivel de ponencias este año. Esperando a los premios.

(Córdoba Ruiz, asistente al evento)

Por otro lado, me encontré un montón de estrategias comerciales conservadoras, una especie de fatalismo por parte del sector con respecto a la crisis (en plan “a ver si escampa y vuelve lo de antes”),  de asunción de que no se puede hacer nada para contrarrestarla por parte del propio sector y de que cualquier estrategia pretendidamente innovadora es un camelo y lo que cuenta es lo que estés facturando en el siguiente “quarter”. Una obsesión por la cobertura tremenda, ignorando que cobertura sin relevancia es la nada, sobre todo en las nuevas generaciones (Si se crece en consumo televisivo por los jubilados y nos damos por satisfecho con ello, cuando nos queramos dar cuenta, la TV habrá perdido una generación completa). Y sin WIFI en la sala. J

@PGQuantum #AEDEMOTV pocos Tweets y mucha tele (la de siempre)... No comments

(Pablo Gómez, Director de Insights y ROI de Universal McCann, asistente al evento)

Era todo un poco esquizofrénico, como una ponencia que vi en la que una responsable de Antena 3 explicaba de una manera bastante articulada como construir una identidad alrededor de un canal (Que es algo que yo considero híper difícil, primero porque no creo en el concepto de canal demasiado, sino en el de contenidos independientes de sus contenedores, y segundo, porque algo tan vago como un “canal orientado a los jóvenes de 14 a 24” es algo complicado de enmarcar, por no mencionar que ya he dicho en reiteradas ocasiones que creo poco en la segmentación meramente demográfica), para luego no poder contestar una pregunta tan de cajón como “¿Para qué tanto esfuerzo en dotar de personalidad y segmentación a un canal si luego le aplicáis la pauta única publicitaria?”

Para seguir con la esquizofrenia, soy habitual de un medio hipercrítico con Aedemo como es Marketing Directo y amigo personal de Javier Piedrahita, y me llevo personalmente fenomenal con Luis Pistoni, una de sus cabezas visibles de Aedemo, que ha sido un ejemplo de amabilidad, caballerosidad y visión desde que contactamos con él.

Para más INRI, nos votaron la ponencia más innovadora. Yo, que estaba completamente convencido de que Aedemo era un lobby del nueve y que una cosa era que me toleraran subir a un estrado a contar mis gracias y otra cosa es que valoraran lo que ponía encima de la mesa. En otra vuelta de tuerca esquizofrénica,  para mi pasmo nos votó gente de mucho peso en la industria (y nos lo dijo) a la que no le hacía falta leer mucho entre líneas que lo que estábamos poniendo encima de la mesa era un ataque frontal a su modelo de negocio actual.

Cualquiera que me haya seguido un poco, bien sea en MarketingDirecto.com o en cualquiera de mis otras múltiples apariciones sabe que no soy nada cómodo a la hora de expresar mis opiniones. Sin embargo, y tal y como está el sector, creo que mi luz y mi guía en este momento es Mourinho. Pero el actual, no el antiguo.

@MadinaED: #AEDEMOTV como condiciona el entorno! No conocía al Javier Recuenco moderado. Pero solo en el tono.

(Eduardo Madinaveitia, ZenithMedia, buen amigo y nada sospechoso de ser un revolucionario peligroso, en los tweets de las sesiones)

Como Mourinho, voy a intentar rebajar el tono e intentar que se hable de fútbol y no de mis ruedas de prensa. Pero en términos de fondo, voy a seguir haciendo cero concesiones.

Entre otras cosas, porque creo que le haría un flaco favor al sector si no le digo lo que pienso. No porque crea que mi opinión sea particularmente valiosa, sino porque hay poca gente que quiera opinar de manera diferente sobre un sector al que debe sus lentejas. Y de gente que piensa en el bar una cosa y luego dice otra en público, ya tenemos superávit.

Vamos a ver si entre todos y arrimando el hombro sacamos un poco del barro a un sector que se enfrenta a una reconversión de las duras, duras, y al que no creo que le haga ningún bien que se guerreé entre las facciones más “clásicas” y las más “modernas”. Porque mientras discutimos si son galgos o si son podencos, el sector ha perdido 1,000 millones de € de facturación. Y las perspectivas para este año que viene son otro 10% de decrecimiento.

Como para andar discutiendo entre mods y rockers.

Así que, en conclusión: Ni la televisión está muerta ni puede quedarse anclada en el modelo actual. Ha de cambiar, asumir las capacidades que le brinda la personotecnia, no pensar que en un mundo de contenidos personalizados podemos mantener la publicidad genérica de siempre, y en general, conciliar las nuevas visiones y posibilidades con la realidad del día a día. Cualquier aproximación que ignore uno de los dos aspectos está condenada al fracaso a medio plazo.

Así que parafraseando a Emilio Azcárraga, como hice en nuestra ponencia:

“Las ganancias vienen de las tremendas oportunidades que nos ofrece este mundo nuevo y complejo. […] donde otros ven sólo retos, yo elijo ver oportunidades: Primero, contenido profesional. Segundo. Más audiencia que nunca, Tercero, el targeting significa más ganancias. Y cuarto, la televisión implica una mayor oportunidad y es más relevante que nunca.”

recuenco

http://www.abypersonalize.com
Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir