Utilidad y valor: ¿universos hostiles o amistosos?

¿Qué hay en las redes sociales para mí? ¿Qué hay en las redes sociales para una marca?

En las redes sociales buscamos cosas que aportan valor y que resultan útiles en un conjunto creciente de espacios multidimensionales e interconectados, muchas veces caóticos. Entiendo la utilidad como una medida de mi satisfacción: algo me gusta, me divierte, me aporta valor, me emociona, me hace pensar, me hace reír, me resulta instructivo…

Como veis, se trata de algo completamente subjetivo, así que el  “me” y el “yo” están presentes de forma constante en mi percepción de la utilidad. Por supuesto, puedo formar parte de un colectivo, de un grupo o de una comunidad y entonces aparecen el “nosotros” y  el “nos”.

Me gusta pensar en las redes sociales como en un universo de miles de millones de micro universos personales compuestos de las cosas que nos satisfacen, nos interesan, nos gustan…  Se trata de espacios cambiantes, dinámicos, vivos y variables (porque nuestros intereses, valores o gustos van cambiando).

En el contexto de las redes sociales, cuando una marca se acerca a nuestro espacio buscando establecer una conexión, la mayoría de las veces su universo propio (sus intereses, sus objetivos, sus deseos…) poco o nada tiene que ver con los universos de los clientes a los que pretende acercarse. La falta de espacios comunes revela que lo que las marcas y los clientes quieren con su presencia en las redes sociales son cosas muy diferentes.

Algunas marcas han creado universos que colisionan constantemente con el resto de micro universos. Suelen ser espacios poco permeables, cerrados, poco transparentes, que pretenden imponer unas condiciones de conexión asimétricas en las que la marca domina el discurso y el contenido de la conversación. Son universos hostiles. Es muy difícil que nadie desee adentrarse en ellos porque no existen motivos para esa excursión.

En cambio, hay otras marcas que han creado universos más cercanos, más abiertos, más simétricos, que dan más opciones, que están dispuestos a amoldarse a las condiciones del resto de micro universos que se aproximan para así poder estar en contacto. Son universos amistosos. En ese caso, las posibilidades de conexión, de simbiosis, son mayores.

Manuel Gutiérrez de Diego

http://www.socialnautas.es/
Te recomendamos

Cannes

Mundial

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir