líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Jesús Durán Director de programación y desarrollo en Parnaso

El valor del desarrollo en el marketing digital

Debido a la pandemia, muchas empresas se han visto obligadas a salir al mundo digital con el fin de que su actividad empresarial quede reflejada en internet, ya sea para presentarse o vender sus productos. 

Para que un lanzamiento de marketing digital se haga realidad se necesita, entre otros recursos, recurrir a desarrolladores que se basen en lenguajes de programación con los que fabricar la estructura y funcionalidades de una e-commerce, web corporativa, landing, etc.

La utilidad de cada lenguaje de programación

Y para que estas páginas webs e e-commerce sean visibles, los programadores recurren a lenguajes conocidos como HTML5, CSS3, PHP, MySQL, JavaScript, etc.  A continuación, detallo brevemente cual es la utilidad de cada uno:

  • HTML5. Es el estándar y la quinta revisión de un lenguaje que se emplea para definir la estructura de la página, mediante elementos y etiquetas para ensamblar una estructura base.
  • CSS3. Se utiliza para dar estilo y diseño. Este código va conectado al código HTML5, mediante las etiquetas id o class. Se aplica para añadir capas, adaptar el contenido, modificación de colores, estilos de fuentes, etc.
  • PHP. Este código es interpretado por el servidor donde se aloja el proyecto digital (e-commerce, web, landing, etc…). Para su ejecución, es necesario que el servidor tenga instalado APACHE (servidor web de código abierto para plataformas Unix). Por medio de este código, se realizan funciones para que se ejecuten una serie de instrucciones y devuelva un valor. También se utiliza para conexiones a la base de datos, mostrar u ocultar funciones, entre otros.
  • MySQL: es el sistema encargado de la gestión de la base de datos estructurados. En él, se pueden manipular estos datos, realizar consultas, almacenarlos según tipologías y controlar la seguridad de acceso. 
  • JavaScript: la lógica se añade por medio de JavaScript, por ejemplo, abrir automáticamente una ventana emergente, crear contenido de actualización dinámica, animaciones o controlar contenido multimedia…

Los CMS en el marketing digital

Una vez conocidos los lenguajes de programación, los desarrolladores, para ayudar al editor en la gestión del contenido, utilizan herramientas que facilitan la integración y la actualización de la información, más conocidos como sistemas de gestión de contenidos (CMS).

Estos sistemas son plataformas de software open source, en los que se puede crear sin conocimientos de programación contenidos como páginas, gestión de entradas para el blog, edición del menú o moderar comentarios, entre otras funcionalidades. Los CMS más conocidos son WordPress, Prestashop, Drupal y Joomla.

¿Qué capacidades debe tener el programador?

El programador tiene que tener la capacidad de ensamblar mediante los cinco diferentes lenguajes de programación para maquetar un e-commerce o web. Además, si el proyecto lo requiere, debe añadir un CMS, como por ejemplo WordPress. 

Este tiene que tener los conocimientos para utilizar las funciones del CMS, además de editar y desarrollar plugins como WooCommerce para la gestión de una tienda. Para que esto sea visible al usuario, le debe dar diseño al front end para mostrar los artículos. Además, debe saber discernir entre las características del proyecto, que tiene que editar en el archivo de Core de WordPress o crear funciones de forma separada para que en futuras actualizaciones no haya errores o incompatibilidades.

Otras tareas del desarrollador

Crear una tienda online no es simple, es algo complejo, ya que intervienen lenguajes y gestores que tienen que comprenderse entre sí. Hay muchas maneras de desarrollar un proyecto digital que, a la larga, sin tener los conocimientos correctos, puede salir caro.

Por otra parte, el desarrollador, si trabaja junto a un equipo creativo o de marketing digital, debe adaptarse a las maquetaciones y bocetos. Esto hace referencia tanto a los del diseño gráfico como de la estructura y en la búsqueda de la mejor usabilidad, para la aplicación en los motores de búsqueda.

Y por último, pero no menos importante, cabe destacar la revisión del código para que la aplicación del diseño sea amigable en todos los dispositivos. En este punto hay que tener en cuenta la velocidad de carga a nivel de servidor, la caché o pasar el tráfico por un CDN.

Podría desarrollar más específicamente cada punto y llevarme horas escribiendo, porque cada parte es un mundo fascinante. Es tan extenso, que el programador debe saber dónde parar y cómo para que el proyecto sea rentable y a la vez esté sincronizado con la estrategia de marketing predeterminada.

Espero que con este artículo haya aclarado mínimamente el trabajo que realiza la figura del programador a la hora de lanzar una web, e-commerce o cualquier otro proyecto digital para el que se requiera de la programación en el marketing online.

Jesús Durán, director de programación y desarrollo en Parnaso

A la defensa de la creatividadAnteriorSigueinteDe la publicidad a los creadores de contenido: el cambio de paradigma en la economía de Internet

Noticias recomendadas