Anunciantes

La directora financiera de Huawei ha sido detenida

El CEO de Huawei niega que la compañía realice actividades de espionaje

Ren Zhengfei, CEO de Huawei, ha negado que la compañía o sus trabajadores estén proporcionando “información debida” a ningún gobierno.

ren-zhengfeiLa privacidad de los usuarios ante el avance de las nuevas tecnologías se ha convertido en uno de los grandes retos de nuestro tiempo.

Muchos han sido los escándalos de los que hemos sido testigos y uno de los que hoy recordamos es el que tiene como protagonista a Huawei.

En febrero del pasado año las principales agencias de inteligencia de Estados Unidos recomendaban a los estadounidenses que no utilizasen los servicios de compañías chinas como Huawei y ZTE.

El motivo principal de estas alegaciones residía en que estas marcas podrían estar funcionando como agentes chinos desempeñando labores de espionaje para el gobierno de Pekín. Unas acusaciones que desataron una crisis de confianza en el fabricante de dispositivos móviles.

No ha sido hasta ahora cuando Ren Zhengfei, consejero delegado de Huawei, ha roto su hermetismo y ha decidido dar el paso para defender públicamente a la empresa.

En una reunión celebrada el pasado martes 15 de enero en Shenzhen a la que ha tenido acceso algunos medios internacionales, el empresario dejó claro que “siguen las reglas”.

“Ni Huawei ni yo personalmente hemos recibido nunca ninguna orden de ningún Gobierno para proporcionar información indebida”, expresaba con contundencia.

“En lo que respecta a la ciberseguridad y la protección de la privacidad, nos comprometemos a estar al lado de nuestros clientes”.

Tal y como recogen en el diario El Mundo, Zhengfei ha negado que la nueva Ley de Seguridad Nacional de China obligue a su empresa a instalar las conocidas como “back doors” en sus equipos.

Un sistema a través del que Huawei podría tener acceso a información sensible de los países en los que se encuentra presente.

Unas declaraciones que se producen después de la detención de su hija y directora financiera de Huawei en Canadá.

Esta se ha producido a petición de Estados Unidos tras ser acusada de vulnerar las sanciones impuestas contra el Gobierno de Irán.

Una detención que se suma a la de otro ejecutivo de la compañía en Polonia acusado de un supuesto delito de espionaje.

“El mensaje que quiero comunicar a Estados Unidos es colaboración y éxito compartido. Estamos en la era de la información y nuestra interdependencia es muy alta”, expresaba señalando que Donald Trump es un “gran presidente”.

Su comparecencia ha concluido poniendo el foco en las consecuencias que tendrá para Huawei el veto establecido por Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda a sus productos.

Los ingresos de la compañía podrían cerrar 2019 con un crecimiento por debajo del 20% (120.000 millones de dólares).

Te recomendamos

FOA Madrid 2020

Hootsuite

Outbrain

Adecco

Compartir