Anunciantes

La campaña de chocolates Trapa sobre el aceite de palma incomoda al "lobby" del sector

Chocolates Trapa planta cara al "lobby" del aceite de palma

Trapa mantiene su decisión de abandonar la utilización del aceite de palma en todos sus productos tras la queja presentada por el "lobby" del sector ante Autocontrol.

trapaA finales del 2018 la conocida marca de chocolates Trapa anunciaba su decisión de retirar el aceite de palma de sus productos uniéndose así a otras muchas compañías, como Nocilla o Nutribén, que han optado por eliminar este ingrediente tan habitual en la industria alimentaria.

Las nefastas consecuencias que tiene el aceite de palma para el medioambiente fue la motivación que llevó a la compañía española a decir adiós definitivamente al aceite de palma y, para comunicarlo, lanzaba una campaña que no pasó desapercibida entre el público.

Bajo el nombre “Fotografía irrepetible”, la acción se compuso de una foto y un breve documental creados por FCB&FiRe para alertar sobre el problema de la deforestación que causa el "cultivo indiscriminado" de palma y el consumo de aceite resultante. La idea es volver en unos meses al mismo punto a comprobar si la foto se puede repetir o si la selva ha sido ya devastada.

Sin embargo, el compromiso social de la marca se ha visto empañado por la queja que la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible acaba de presentar ante la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol) calificando la campaña es “publicidad engañosa y desleal”.

La Fundación, concebida como una organización sin ánimo de lucro para garantizar la utilización del aceite de palma sostenible, afirma que el vídeo de la campaña ofrece información parcial y descontextualizada sobre la deforestación y la destrucción del hábitat de los orangutanes.

Además, señala un informe al que se refiere Trapa que considera parcial e interesado al omitir ciertos aspectos sobre las consecuencias de la extracción del aceite en la biodiversidad o no argumentar lo suficientemente, a su juicio, los beneficios de otros ingredientes alternativos que menciona.

Sin embargo, a pesar de la protesta, Trapa ha salido al paso de las acusaciones del “lobby” del aceite de palma compuesto por grandes compañías entre las que se encuentran Unilever o Ferrero. Lejos de dar marcha atrás, la chocolatera se ha reafirmado en su campaña y en su decisión y asegura que "no se dejará intimidar por los grupos de presión del aceite de palma".

Desde la compañía afirman que “la visibilidad que la campaña le ha dado a este problema medioambiental ha generado una incomodidad en el “lobby” del sector” y señalan que con independencia del sometimiento a la decisión de Autocontrol, cuyo juicio no es vinculante, el compromiso de eliminar el aceite de palma y concienciar sobre sus consecuencias es irrevocable.

Te recomendamos

FOA

Youtube

A3media

México

Compartir