Anunciantes

El derrumbe de Bangladesh pone en evidencia a las marcas textiles occidentales

El derrumbe de Bangladesh pone en evidencia a las marcas textiles occidentalesEl pasado miércoles un edificio que albergaba varias fábricas textiles con miles de trabajadores a las afueras de Dacca, en Bangladesh, se derrumbó, causando la muerte de más de 360 personas, y despertando el debate sobre el papel de las empresas de moda occidentales sobre los derechos de los trabajadores en estos países y las faltas de seguridad y condiciones básicas en las que desempeñan sus labores.

“Ninguno de nosotros quería entrar al edificio, pero nuestros jefes nos forzaron”, aseguró el día del accidente Nurul Islam, uno de los trabajadores heridos, en Bdnews24.com. Y es que la Policía Industrial ya había acusado el día anterior a los propietarios de las fábricas de ignorar las grietas que aparecían en el edificio de ocho plantas y obligar a los empleados a acudir a sus puestos a pesar del riesgo que corrían.

Pero esta tragedia, además de conmocionar al mundo, ha vuelto a poner sobre la mesa las condiciones precarias en las que se fabrican muchos de los productos que en Occidente consumimos habitualmente y que, desgraciadamente, muchos desconocen.

Así lo ha revelado la BBC, que entrevistó a diferentes ciudadanos por el centro de Londres, demostrando lo poco que muchas personas se preocupan por el origen de su ropa. “No, prefiero no saberlo”, afirmó uno de los transeúntes consultados. Aunque otros parecen ligeramente más concienciados: “Intento comprar cosas que no provengan de una fábrica que está a punto de arder” o “Probablemente mi ropa se hizo en el sudeste asiático. Mucha gente ni se molesta en pensar en el trabajo infantil o el trabajo barato”.

No es una cuestión de precios. Tanto las marcas caras como las marcas baratas tienden a establecerse en países del sudeste asiático o Centroamérica, donde consiguen unos costes muy bajos por la producción. Y si no, basta con echar cada uno de nosotros un vistazo a nuestro armario, y seguramente encontremos más de alguna prenda fabricada en estos países. Esta vez, la tragedia de Bangladesh ha dejado tras de sí un reguero que señala directamente a algunas marcas más que conocidas.

Según The New York Times, en el lugar del derrumbe se han descubierto etiquetas y documentos de grandes marcas como Mango, Children’s Place, Wal-Mart, Benetton o Primark. Por su parte, Ropa Limpia, una coalición de ONGs, sindicatos y organizaciones de consumidores, ha denunciado que también se han hallado etiquetas de El Corte Inglés.

Tras el suceso, la Campaña Ropa Limpia ha anunciado estar contactando con todas las empresas implicadas para conocer su relación con la tragedia. “Exigimos la implementación del programa de seguridad en las fábricas de Bangladesh y que firmen inmediatamente el ‘Bangladesh Fire and Building Safety Agreement’ (Programa para la mejora de la Seguridad en las fábricas de Bangladesh). Tantas vidas perdidas al menos debe traducirse en un punto de inflexión radical en el modo de producir y monitorear el respeto de los Derechos Humanos por parte de las empresas tradicionales”.

Te recomendamos

#Highway2Sales

NH

Atresmedia

ADN by DAN

Compartir