Anunciantes

Las cifras de la Brand Safety: este 2017 los anunciantes toman las riendas de sus marcas

Las cifras de la Brand Safety: este 2017 los anunciantes toman las riendas de sus marcasLa brand safety es una de las preocupaciones principales para toda marca y es que, con la apertura al mundo digital, es más fácil llegar de manera inmediata a los consumidores pero un solo error puede costar muy, muy caro.

Además, la falta de control a la hora de saber dónde se posiciona la marca es otro de los debates que se ha abierto recientemente, sobre todo a raíz de la polémica surgida en YouTube o la de Breitbart News.

Todo esto ha hecho que la relación agencia-anunciante se haya enfriado y que cada vez sean más las marcas que apuestan por asumir tareas en la gestión de medios que tradicionalmente correspondían a las agencias.

Proteger la imagen de la marca y asegurarse de que la inversión se optimiza de la mejor manera especialmente en un momento en el que los presupuestos se estrechan, es una obligación para los anunciantes que comienzan a asumir papeles proactivos en este campo.

Buen reflejo de ello son las cifras que ofrece Digiday, extraídas de un estudio de World Federation of Advertisers (WFA), en el que se muestra que el 65% de las marcas han aumentado el entendimiento sobre cuestiones de transparencia y que incluyen acciones como la incorporación de un director de programática.

Asimismo, el 65% de los anunciantes están limitando el número de anuncios que compran en open exchanges mientras que el 89% de los anunciantes encuestados asegura que limitará el gasto en redes publicitarias que no están verificadas de manera independiente.

Por otro lado, el 70% de los anunciantes admiten haber modificado sus contratos con agencias en el último año para incluir cláusulas específicas sobre la pertenencia de los datos o la gestión del presupuesto.

Con respecto a la programática, el 24% han tomado un mayor control en este campo a través de un modelo híbrido y el 41% de las marcas planean hacerlo.

Facebook, Google, YouTube y otras plataformas digitales seguirán en el punto de mira de los anunciantes y se calcula que el crecimiento en el mercado británico de la inversión en ellas será, según GroupM, de un 11%, algo menos que las previsiones anteriores que apuntaba a un 15%.

Procter & Gamble ha recortado en un 33% el número de webs en el que muestra sus anuncios pasando de 1.459 sites a 978.

Así, mientras los cambios para los anunciantes vienen motivados por la necesidad de poner solución a problemas como la visibilidad, el fraude publicitarios y la transparencia, es hora de que las agencias reflexionen sobre el valor real que aportan a sus clientes.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir