líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La película "Barbie" se estrenará el 21 de julio en España

La película "Barbie" provoca una escasez de pintura color rosa en el mundo

Andrea Mut

Escrito por Andrea Mut

Para trasladar la estética de juguete de Barbie al mundo real, los escenógrafos se fijaron en la arquitectura moderna de mediados de siglo de Palm Springs.

Ya queda menos para una de las películas más esperadas de este año 2023, Barbie, de la directora Greta Gerwig, que se estrenará el 21 de julio en España.

Margot Robbie y Ryan Gosling son los protagonistas de la película y serán los encargados de encarnar a los famosos Barbie y Ken en las aventuras de estos dos muñecos por el paraíso Barbie.

Ya hemos podido ver los trailers de esta esperada película, donde aparece una mini ciudad Barbie muy real, al estilo Palm Springs: coches que conducen solos, ropa sacada de las propias cajas de Barbie, una cocina como la que vendía Mattel para acompañar a la protagonista, incluso muñecos que creó la compañía y que son únicos, como es el caso de Allan Sherwood, el mejor amigo de Ken.

Todo al rosa con Barbie

La película de Barbie tiene muchos guiños a la propia muñeca, ya que, como avanzábamos anteriormente, el esperado filme parece tan real como los propios juegos de la Barbie e incluso la propia muñeca. De hecho, una de las cosas que más llamó la atención entre la gente, al publicarse el primer trailer, fue el pie de Barbie, que emula al original cuando se saca el zapato.

Como también se puede comprobar en el trailer, la casa de Barbie es toda de color rosa, Imita perfectamente al hogar que vendía Mattel para acompañar a las Barbies, pero, lo que los seguidores de esta muñeca no saben es que, para crear esta casa a tamaño real rosa, se necesitó mucha pintura de este color.

Durante un tiempo, según explicaron los creadores de la película, el mundo se enfrentó a una escasez de pintura rosa porque gran parte de ella se destinó al set de Barbie a tamaño real.

Para trasladar la estética de juguete de Barbie al mundo real, los escenógrafos se fijaron en la arquitectura moderna de mediados de siglo de Palm Springs, que era «perfecta» como musa de la icónica Dreamhouse, según explicó la propia diseñadora de este set, Sarah Greenwood.

Aparte, la propia directora de la película, Greta Gerwig, también quería una «artificialidad auténtica» para el decorado, con rosas muy vivos, para imitar fielmente a la Barbie que tanto le gustaba cuando era pequeña.

Esto implicó que, en el mundo real, hubiera escasez de pintura de color rosa, ya que gran parte de este material se usó para recrear la casa de juguete de Barbie, un set de rodaje que se construyó en el estudio de Warner Bros. de Leavesden, a poca distancia de Londres.

Si no visualiza correctamente el video embedded, haga clic aquí.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Sin agallas, no hay historiaAnteriorSigueinte"Believe in Talent": Unilever apuesta por la inclusión de profesionales con discapacidad

Contenido patrocinado