líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Los anuncios podrían recalar en Netflix a finales de año

Netflix mete el turbo a su modalidad con anuncios, que podría cristalizar a finales de año

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Según The New York Times, Netflix podría tener a punto su nuevo modelo AVOD (Advertising Video On Demand) a finales de 2022.

Tras la presentación de sus últimos y decepcionantes resultados trimestrales, Netflix, que otrora renegó siempre de la publicidad, sorprendió a propios y extraños anunciando que daría la bienvenida a los anuncios en su plataforma para abaratar así sus suscripciones y atraer a un mayor número de usuarios.

El mes pasado Netflix dijo que esperaba anunciar algo al respecto en el transcurso de los próximos dos años. Por aquel entonces la irrupción de la publicidad en el servicio de vídeo en streaming no parecía ni mucho menos inmediata y muchos expertos aseguraron que habría efectivamente que esperar varios años para contemplar anuncios en Netflix.

Sin embargo, la compañía estadounidense, acosada por el estancamiento en su número de usuarios, podría haber acelerado sus planes para incluir publicidad en su plataforma. Según The New York Times, Netflix podría tener a punto su nuevo modelo AVOD (Advertising Video On Demand) a finales de 2022.

Los ejecutivos de Netflix habrían comunicado a los empleados de la compañía que su nuevo modelo financiado por publicidad podría ver la luz en los dos o tres últimos meses del año. No hay, no obstante, información relativa a cómo serán las nuevas suscripciones de Netflix con anuncios y cuál será su precio.

La competencia al alza y las contraseñas compartidas han restado empuje al crecimiento de Netflix

Netflix ha opuesto siempre mucha resistencia a la publicidad desde que lanzara su división de vídeo en streaming en 2007. Sin embargo, la compañía se desenvuelve en un mercado cada vez más saturado, brega con el problema de las contraseñas compartidas y la supresión de las restricciones solapadas a la pandemia ha terminado erosionado su crecimiento, por lo que ahora está dispuesta a arrojarse en los brazos de los anuncios que hace solo unos años repudiaba.

En el primer trimestre del año, por primera vez desde octubre de 2011, Netflix sufrió una merma en su número de suscriptores. Entre enero y marzo de 2022 200.000 clientes se dieron a la fuga de la compañía.

Netflix atribuyó parcialmente estos malos resultados al problema de las contraseñas compartidas, que desangran desde hace tiempo las cuentas de Netflix. La empresa de Los Gatos tiene 221,6 millones de suscriptores y estima que alrededor de 100 millones de hogares utilizan contraseñas compartidas.

Si Netflix acelerara finalmente su modelo AVOD para lanzarlo a finales de año, los anunciantes deberían reevaluar también cómo distribuyen sus presupuestos. A nadie se le escapa que Netflix resulta particularmente goloso en clave publicitaria para las marcas.

En los últimos años partidas presupuestarias cada vez más suculentas se han fugado de la televisión lineal al streaming y la irrupción de la publicidad en Netflix podría terminar acelerando este fenómeno.

Temas

Netflix

 

Antón Astray aterriza en el Comité Ejecutivo de ISPDAnteriorSigueinteWarner Music y Warner Chappell Music Spain inauguran su hub creativo en Madrid

Contenido patrocinado