líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Disney+ crece aupado por su plan barato con publicidad

El plan barato con anuncios da un respiro a Disney+ (que necesita aun así más oxígeno)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Durante el tercer trimestre del año el número de suscriptores de Disney+ con planes con anuncios escaló de los 2 millones a los 5,2 millones en todo el mundo.

Las suscripciones económicas con anuncios están actualmente en la cresta de la ola en el mercado del vídeo en streaming. En el periodo comprendido entre julio y septiembre de 2023 más de la mitad de los clientes de nueva hornada de Disney+ se decantó por el plan barato con anuncios de la plataforma de vídeo en streaming de la empresa de Mickey Mouse. La creciente pujanza de la publicidad en el negocio del vídeo en streaming está acelerando la redistribución de los presupuestos publicitarios, que están siendo trasvasados cada vez más de la televisión a plataformas como Disney+ y Netflix.

Durante el tercer trimestre del año el número de suscriptores de Disney+ pertrechados de planes con anuncios escaló de los 2 millones a los 5,2 millones en todo el mundo. Netflix, rival directo de Disney+, anunció recientemente que contaba con 15 millones de clientes abonados a su plan básico con publicidad.

La cifra global de suscriptores de Disney+ (abonados a planes con y sin anuncios) aumentó en el último trimestre en 7 millones hasta los 112,6 millones, anunció ayer Bob Iger, CEO de Disney, durante la presentación de los últimos resultados trimestrales del gigante del entretenimiento.

Disney ha invertido ingentes cantidades de dinero en el transcurso de los últimos años para expandir su negocio de vídeo en streaming. Por esta razón, y a pesar de las prósperas cifras puestas sobre la mesa por Disney+ en el último trimestre, la división de vídeo en streaming de la empresa liderada por Bob Iger arrastra unas pérdidas de más de 10.000 millones de dólares.

En el tercer trimestre del año el área de vídeo en streaming de Disney redujo, no obstante, las pérdidas y arrojó unos números rojos de 387 millones de dólares, lejos de los 1.470 millones de dólares del mismo periodo del año anterior.

Recortar gastos, el plan maestro de Disney para alcanzar la rentabilidad en su negocio de vídeo en streaming

Disney se ha marcado como objetivo que su división de streaming deje de acumular pérdidas en septiembre de 2024. Y para conseguir este objetivo Bob Iger planea, entre otras cosas, filmar series más económicas de Marvel y Star Wars.

Iger desea además dar el alto a los costes en el seno de la compañía que dirige. La intención del CEO de Disney es menguar los costes anuales de la empresa en 7.500 millones de dólares. Previamente el objetivo de ahorro era de 5.500 millones de dólares.

En el año fiscal que Disney acaba de inaugurar el grupo invertirá alrededor de 25.000 millones de dólares en la producción de contenidos, reveló ayer Kevin Lansberry, CFO de la multinacional. Se trata de una cifra que está 2.000 millones por debajo de la cantidad abonada por Disney en el año fiscal inmediatamente precedente. Disney barajaba a priori un presupuesto de más de 30.000 millones de dólares para producir contenido.

Disney confiaba otrora en su división de televisión lineal (de la que forman parte canales como ABC) para financiar su área de vídeo en streaming. Sin embargo, al otro lado del charco muchos espectadores están cancelando sus suscripciones a los tradicionales canales de televisión por cable y los presupuestos publicitarios que antaño se volcaban en la pequeña pantalla están siendo engullidos por el streaming.

La facturación en la división televisiva de Disney se desplomó un 9% en el último trimestre hasta los 2.600 millones de dólares y su beneficio operativo se estancó en 805 millones de dólares. Con unos ingresos de 5.000 millones de dólares, el área de vídeo en streaming de Disney supera ahora con holgura a la división televisiva de la empresa de entretenimiento.

Así y todo, y pese a lo complicado que se ha tornado para Disney su negocio televisivo, Bob Iger no tiene intención de abandonarlo y en su lugar ha puesto en marcha un plan para menguar costes.

Durante la presentación de los últimos resultados trimestrales de la compañía Bob Iger enfatizó que los cuatro grandes pilares de Disney en el futuro serían el streaming, los parques temáticos, las películas y el canal de deportes ESPN, que debutará previsiblemente en el mercado del vídeo en streaming en 2025.

En el periodo comprendido entre julio y septiembre de 2023 el grupo Disney incrementó su facturación en un 5% hasta los 21.240 millones de dólares. Y sus beneficios escalaron de los 250 millones a los 649 millones de dólares.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

Temas

Disney

 

IA, presencialidad o realidad aumentada: el futuro del deporte y el entretenimientoAnteriorSigueinteMichael Bublé es el rey de la Navidad y empleado de un supermercado en este spot

Contenido patrocinado