líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

3 glaciales consecuencias del duro

Digital MarketingA las empresas tecnológicas se les ha acabado la "baraka"

Lo que viene después del "invierno" de los gigantes tecnológicos

3 glaciales consecuencias del duro "invierno" que afrontan los gigantes tecnológicos

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

Los gigantes tecnológicos están pagando caros sus excesos de los años precedentes y los problemas que ahora arrostran recuerdan inevitablemente a la burbuja puntocom de los 2000.

Durante años los gigantes tecnológicos llenaron sus arcas hasta la bandera y nada osaba opacar su fenomenal éxito (que parecía infinito). Sin embargo, a las «Big Tech» parece habérseles acabado la «baraka«. Y empresas como Meta, Amazon y Twitter están empuñando las tijeras para aplicar severos recortes en sus plantillas.

El enfriamiento de la economía, la creciente frugalidad de los anunciantes y los tipos de interés al alza están poniendo en severos aprietos no solo al consumidor de pie sino también a empresas que hasta hace poco parecían absolutamente intocables y pagaban astronómicos salarios a sus empleados sin tomarse la molestia de analizar la productividad real de sus plantillas (de dimensiones absolutamente colosales).

Las «Big Tech» están pagando caros sus excesos de los años precedentes y los problemas que ahora arrostran recuerdan inevitablemente a la burbuja puntocom de los 2000.

Puede que la crisis que afrontan actualmente las empresas tecnológicamente no termine desembocando en otra burbuja puntocom, pero lo que está claro que las «Big Tech» tienen por delante un durísimo invierno que marcará probablemente un antes y un después en el ramo «techie».

En un artículo para Horizont Klaus Janke disecciona las posibles consecuencias del «invierno» al que estamos asistiendo actualmente en la industria tecnológica:

1. Las implacables leyes del mundo de los negocios son las dominantes también en la industria «techie»

Los «players» de este sector presumían otrora de ser unos auténticos visionarios afanados en liberar a la tecnología de cualquier tipo de límite. Si antes Meta, Alphabet y compañía eran una suerte de gurús de cualidades casi mesiánicas, ahora son empleadores corrientes y molientes donde quienes allí trabajan no tienen ni mucho menos el empleo asegurado. Y el talento «techie», que antes cambiaba de empresa casi tan fácilmente como los futbolistas de equipo, lo tendrá mucho más complicado para encontrar acomodo en una industria que está actualmente dominada por los despidos masivos.

2. Atrás quedó el tiempo de soñar

Da igual que estemos hablando del internet de las cosas, de la realidad aumentada o del «voice commerce», las tecnologías de nueva hornada que no se traduzcan en beneficios a corto plazo lo tendrán mucho más complicado para atraer inversiones en el futuro. Ahí está, por ejemplo, el metaverso de Mark Zuckerberg, que ha puesto en severos aprietos a Meta. Muchos empleados de la matriz de Facebook están convencidos de que «el metaverso será una muerte lenta» para la compañía. Y si Meta termina efectivamente echando el freno a sus planes para el metaverso, ello podría acabar desmotivando a toda la industria (que hasta ahora bebía los vientos por esta tecnología).

3. Soplan vientos de cambio la industria «techie»

Durante muchos maños el crecimiento de las «Big Tech» parecía absolutamente imparable. Hoy esas empresas están demostrando ser vulnerables. El fenomenal auge de TikTok o la ofensiva de Apple contra el «tracking» practicado por Meta y compañía demuestran que los gigantes «techies» (y sus emporios publicitarios) pueden también derrumbarse. Además, los recortes en sus presupuestos aplicados por los anunciantes ponen asimismo de manifiesto que hay alternativas publicitarias a las empresas tecnológicas de siempre. Quizás asistamos un cambio de poder en la industria «techie» en los años venideros y ese cambio podría ser balsámico para este sector.

 

Burger King celebra el primer torneo de "fútbol-tenis" transformando por completo uno de sus restaurantesAnteriorSigueinteLa facturación del sector de la Producción de Cine Publicitario en España en 2021 crece un 36% frente a 2020

Contenido patrocinado