Digital

Blockbuster rechazó a Netflix con condescendencia hace 20 años

De cuando Netflix quiso "patearle" el culo a Blockbuster... y lo consiguió

Ha sido el propio Randolph quien ha contado esta historia, aprovechando la Cumbre de las Ciudades de Asia y el Pacífico 2019 de Brisbane. Allí, con una público repleto de alcaldes, innovadores, empresarios y académicos ha querido contar su experiencia.

Netflix Blockbuster

Fue hace casi 20 años cuando Marc Randolph, cofundador de Netflix, y su equipo visitaron la sede de Blockbuster con la idea de vender su empresa al entonces gigante del alquiler de vídeo. "Solo" tenían 50 millones de dólares estadounidenses para ofrecer como valor de su pequeña compañía y, claro, a aquel gigante empresarial le supo a poco el dinero del que disponían para ellos.

Tal y como recoge The Sydney Morning Herald, no faltaron las sonrisas condescendientes y la gran pregunta de Blockbuster: "¿Cuánto quieren estos jóvenes por su empresa en dificultades?". A partir de ahí, la reunión giró a términos nada halagüeños.

Randolph y su socio Reed Hastings volvieron a casa con un sabor agridulce y fue en el mismo avión cuando decidieron "patearles el culo". Ha sido el propio Randolph quien ha contado esta historia, aprovechando la Cumbre de las Ciudades de Asia y el Pacífico 2019 de Brisbane. Allí, con una público repleto de alcaldes, innovadores, empresarios y académicos ha querido contar su experiencia.

Pero, ¿por qué el cofundador de Netflix ha sacado a relucir ahora esta historia? No hay sed de venganza en sus palabras. Randolph ha pretendido con esto alertar a las grandes corporaciones y aconsejarlas a que escuchen lo que otras tengan que ofrecerles, sobre todo en el mundo de la tecnología en la que todo avanza a pasos agigantados.

"Hay una historia alentadora de que un puñado de personas, sin experiencia en el negocio del video, puede acabar con una corporación de 6.000 millones de dólares y 60,000 empleados", expresó. Sin embargo, el éxito de Netflix no ha sido algo que ha llovido del cielo, hubo muchas caídas y muchos intentos detrás.

"Pasamos por cientos de ideas, probando cada una de ellas, y muchas fueron malas. Nos iniciamos con solo 150 pedidos de DVD en nuestro primer día y a día de hoy somos un gigante con 150 millones de suscriptores", afirmó.

El drama del ascenso a la cima

El primer paso hacia el éxito fue la eliminación de la venta de DVD, el 99% de sus ingresos, y se centraron en el alquiler. Después vinieron la anulación de las tarifas, las fechas de vencimiento y la creación de una suscripción. "A la gente le encantaba, aunque pudo parecer una mala idea", recuerda.

En el libro de la periodista Gina Keating Netflixed: the epic battle for America's eyeballs relata esta historia. Desde el drama hasta el ascenso a la cima, pasando por los intentos de éxito a través de varios negocios, hasta la batalla que tiene en la actualidad contra Google, Hulu, Amazon y otras grandes compañías de cable.

Blockbuster lo intentó con todas sus fuerzas pero no logró superar al gigante audiovisual. Incluso lanzó en 2006 Total Access, un híbrido de servicio físico y online que vio la luz en sus esfuerzos para parar a Netflix. Pese a que los números salieron al principio, llegando a conseguir hasta 1 millón de suscriptores, no tomaron las decisiones acertadas que pudieron llevarles a lo más alto. Ni que decir tiene que no lo consiguieron y tuvieron que declararse en bancarrota en 2010.

Randolph terminó su conferencia en Brisbane dándole a sus oyentes tres claves para crear un cambio: "se necesitan cientos de ideas para que una triunfe, hay que ser tolerante al riesgo y, por supuesto, hay que confiar en uno mismo". Tal vez esa confianza que le faltó a Blockbuster llenó la cabezas pensantes de Netflix para conseguir la transformación del mundo audiovisual.

Te recomendamos

Dmexco 2019

Miami Ad School

Outbrain

T2O

Compartir