Digital

Qué impacto tiene el diseño de una página web en la gente

Qué impacto tiene el diseño de una página web en la genteSiempre se ha dicho que la primera impresión es la que queda y eso es cierto. Cuando uno va por la calle y ve a una personas, dependiendo de su aspecto, puede tener mayor o menor confianza. Cuando se ven escaparates, que un cliente entre o no en una tienda, puede depender en gran medida de cómo esté decorado el escaparate. Puede parecer poco ético juzgar así las cosas, pero es real.

Llama más la atención un escaparate que esté lleno de color, bien organizado y decorado, que un escaparate frío y vacío, que no tiene ningún sentido. Al igual que se confía más en una persona bien vestida que en alguien que va con harapos. ¿Por qué explicamos esto? Para mostrar que la imagen de un sitio web es muy importante.

En que se basa un buen diseño web

Cuando se habla de que la página web tenga un buen diseño no quiere decir que sea una web complicada y que tenga tantas cosas que uno se pierda. El diseño de la página debe ser sencillo, las personas que accedan al sitio deben navegar por él de manera intuitiva.

Lo importante es que, después de que las personas abandonen la página, se hayan quedado con ella en la mente, puedan recordarla. Cuando es una página en la que no hay prácticamente nada, es difícil saber hacia dónde dirigirse para encontrar la información y, a los ojos de la gente, parece que nadie se ha tomado la molestia de crear algo con sentido, nadie volverá a entrar en esa página. Lo que entra por los ojos es lo que se recuerda.

Un buen diseño web, es decir, una página que llame la atención, que esté bien diseñada, que se pueda navegar por ella fácilmente, que esté creada con buen gusto y que las personas se den cuenta del gran trabajo que ha necesitado, es lo que hace falta para que el diseño web sea el mejor.

Creando el diseño de la página

El diseño de una página web se puede hacer de dos maneras. La primera lo puede crear uno mismo. Existen muchas herramientas que ayudan a que se pueda hacer una página elegante y bien trabajada. No son difíciles de usar, solo hay que dedicarle tiempo y esfuerzo para que la página sea la ideal para el negocio.

Otra manera de crear la página web es contando con la ayuda de expertos como una agencia de diseño web en madrid. Es evidente, que una empresa que se dedica a esto tendrá mucha más experiencia y podrá dar buenos consejos sobre cómo crear un gran diseño de página web. Es cierto que será un gasto pero no es un dinero perdido, al contrario, es contar con la ayuda y los consejos de los expertos en la materia, por lo que la página web que se construya será lo que realmente necesite la empresa. Es una inversión que ayudará a que la empresa pueda salir adelante.

El diseño de una página web tiene como objetivo dar más valor a la imagen de una empresa. Puede ser la diferencia entre que alguien se decante por nosotros o por los competidores. En esta era tecnológica, la gente ya no se dedica a ir de tienda en tienda por las calles, pasea por la red buscando información. La página web es, por decirlo así, el escaparate en el que los posibles clientes se van a parar a mirar. Si el diseño destaca por parecer que no hay trabajo, no es elegante y dentro no hay contenido atrayente, los clientes puede que entren una vez pero no volverán a hacerlo.

Se empieza a diseñar la página desde el nombre. Esto es algo muy importante. El nombre de la empresa es lo que la gente recordará cuando entre en la página. Debe ser un nombre fácil de recordar y llamativo.

Para crear un buen diseño primero hay que conocer bien a qué se dedica la empresa y cuál es el cliente objetivo al que se dirige. Es importante que todo gire en torno a los clientes. Es bueno echar un vistazo a la páginas que tengan aquellos que son la competencia directa para ver qué es lo que les funciona y en qué están fallando. El primer trabajo que debe se debe hacer al crear una página web, en vista de lo explicado, es una buena investigación.

Los clientes quieren que, una vez que entran en una página, todo esté disponible rápidamente. Eso de tener que buscar dónde está la información, o dónde se pueden encontrar las imágenes, hará que pierdan el interés en poco tiempo. Todo debe estar a la vista y debe responder rápidamente en cuanto se hace el click. Igual de importante es que se pueda leer bien el contenido, si hay que ponerse gafas para leer los textos, mal vamos. Otra cosa que puede influir son los colores que uno elija. Los colores tienen efectos sobre las personas, no hace falta que la página web sea una explosión de color, pero hay que tener cuidado con tonos oscuros que no permitan leer bien los textos o apagados que hacen que la página parezca muy triste.

Otra cosa que no hay que olvidar a la hora de diseñar una página web es que se pueda usar en todo tipo de pantallas, es decir, que se adapte. No es igual la pantalla de un ordenador que la de un móvil. El cliente debe poder usar el sitio web tanto en uno como en otro, y eso solo se puede conseguir si la pantalla se adapta.

¿Está todo el trabajo hecho?

Que se haya finalizado una página web y esté en un dominio que permita que se pueda acceder a ella, no quiere decir que el trabajo esté terminado. Tener una empresa significa, trabajo y esfuerzo diarios, y si queremos que la página web nos ayude con las ventas también hay que darle atención continua. Renovar contenidos, estar en redes sociales, comentar y tener relación con los clientes, responder a sugerencias y preguntas. Para tener una página web de éxito se requiere mucho trabajo.

Nota de prensa

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir