líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

A WhatsApp le cae una multa récord de 225 millones por saltarse a la torera la protección de datos

Mobile marketingWhatsApp se enfrenta a una multa récord en Irlanda

Irlanda impone una multa récord a WhatsApp

A WhatsApp le cae una multa récord de 225 millones por saltarse a la torera la protección de datos

La Comisión para la Protección de Datos (DPC) de Irlanda ha impuesto a la filial de Facebook una multa récord de 225 millones de euros.

Desde que Facebook echara el guante a WhatsApp allá por 2014, la celebérrima app de mensajería ha permanecido invariablemente en el ojo del huracán por la que su laxa política de protección de muchos (así la juzgan muchos al menos). Y algo de laxitud en materia de protección de datos debe de haber por parte de WhatsApp porque la Comisión para la Protección de Datos (DPC) de Irlanda ha impuesto a la filial de Facebook una multa récord de 225 millones de euros (alrededor de 267 millones de dólares).

La sanción echa anclas en el incumplimiento por parte de WhatsApp del Reglamento General de Protección de Datos de la UE, pues la app no se ha tomado la molestia de informar a sus usuarios cómo comparte información con Facebook. La investigación de la que deriva esta multa se inició en 2018 con el último objetivo de determinar si la aplicación «cumplía con sus obligaciones de transparencia» a la hora de informar a sus usuarios cómo utiliza sus datos.

En un principio la DPC barajaba una sanción mucho menor en cuantía (unos 50 millones de euros), pero finalmente ésta ha sido elevada significativamente después de las autoridades regulatorias de otros países de la UE echaran en cara a Irlanda su escasa mano dura con WhatsApp, cuya matriz Facebook tiene su sede precisamente en este país.

Estamos en todo caso ante la sanción más onerosa impuesta jamás por la DPC y una de las más altas tramitadas en el seno de la Unión Europea en relación con el cumplimiento del Reglamento General de Protección de Datos (RGPD).

La DPC habría querido en un principio imponer una multa mucho menor a WhatsApp

El RGPD, que entró en vigor en 2018, dota de mayor poder a los organismos reguladores para proteger a los consumidores de los desmanes de titanes tecnológicos como Facebook, Google, Apple o Twitter. Esta normativa brinda a los reguladores la posibilidad de sancionar a estas empresas hasta con el 4% de su facturación global.

«WhatsApp se compromete a proporcionar un servicio seguro y privado. Hemos trabajado para garantizar que la información que proporcionamos sea transparente y completa y seguiremos haciéndolo», explica un portavoz de WhatsApp en comunicado. «No estamos de acuerdo con la decisión de hoy sobre la transparencia que proporcionamos a las personas en 2018 y las sanciones son totalmente desproporcionadas», enfatiza al tiempo que anuncia que WhatsApp recurrirá la decisión de la DPC.

La determinación de WhatsApp de recurrir la sanción podría traducirse en un lapso de varios años hasta que la app abone realmente algún tipo de multa, denuncia, por su parte, Max Schrems, un abogado austriaco involucrado desde hace varios años en una guerra judicial con Apple, Google y Facebook a cuenta de sus políticas de privacidad.

WhatsApp anunció a primeros de este año que cambiaría sus términos de uso para poder compartir algunos datos personales con Facebook (y hacer negocio en último término con ellos). Este anuncio se tradujo en la desbandada de muchos usuarios a plataformas rivales como Telegram o Signal. La controversia subió además unos cuantos grados de temperatura cuando WhatsApp amenazó con eliminar las cuentas de quienes no aceptaran sus nuevos términos de servicio. Sin embargo, finalmente no cumplió con sus amenazas.

 

La vuelta al cole más fácil y creativa con SlidesgoAnteriorSigueinteLa importancia del gaming y su éxito en la comunidad

Noticias recomendadas