Agencias

5 estrategias inspiradas en Mad Men que harán de su agencia la más competitiva

mad men1Con sus siete temporadas, Mad Men, puede presumir de ser una de esas series que pasarán a la historia por atrapar a los espectadores con sus tramas e intrigas sobre el mundo de las agencias de publicidad allá por la década de 1960.

Mucho ha cambiado el mundo y la industria publicitaria desde entonces y el principal motor de avance lo encontramos en la combinación del mundo de los datos con el software. Situación que plantea a las agencias un nuevo abanico de importantes retos estratégicos.

Echando la vista atrás podemos observar cómo se ha ido modificando con el paso del tiempo la estructura de las agencias. En la época de Mad Men nos encontramos con que todo el trabajo se realizaba desde las grandes y pequeñas agencias creativas. Saltamos hasta los años 70 y 80 para asistir al nacimiento de las agencias de medios, componente cada vez más importante en esta cadena de valor. Pero no sería hasta los años 90 cuando se produjo el surgimiento de las grandes sociedades de agencias que gestionan múltiples redes.

Ahora hay que sumar a estas estructuras la importancia cada vez más vital en este ecosistema de los datos así como de las grandes empresas centradas en los servicios de tecnología. Una fotografía a la que se añade el interés de los editores por el trabajo creativo a medida que van adquiriendo capacidades más propias de las agencias.

Entonces ¿cómo pueden sobrevivir las agencias? Una pregunta que se formulan desde Adage y para la que ofrecen un total de cinco estrategias para hacer más competitivas a las agencias dentro del mercado.

1. Consolidar

Aún permanece en nuestras memorias la fallida fusión entre Omnicom y Publicis que quedará como cicatriz de lo difíciles que pueden llegar a ser este tipo de acuerdos. Seguro que se le vienen a la mente numerosas agencias independientes que se le presentan como objetivos atractivos pero la consolidación a gran escala no es la solución.

Esta sólo tiene sentido desde el punto de vista económico y estratégico pero no resuelve el problema de la entrada de otros actores en el sector.

2. Apueste por la tecnología

Aquí nos encontramos con varios problemas. El primero de ellos es que las agencias prefieren adquirir la tecnología en lugar de construirla. A esto podemos sumar la obsolescencia que encontramos en la industria. Cierto es que algunas agencias se han puesto las pilas en este sentido como sucede con WPP con la adquisición de Xaxis pero no podemos olvidar que se trata de casos aislados quedando aun un largo camino por recorrer.

3. Marketing y datos

El inevitable binomio que representa el futuro. Los datos son ya un elemento vital en publicidad porque nos proporcionan ese tejido conectivo sobre el que se crea todo el trabajo. Volvemos a poner como ejemplo a WPP con su adquisición de participaciones en compañías como Rentrak o comScore. Decisión más que acertada en un mundo en el que Google y Facebook poseen tantos datos que las agencias no pueden quedarse atrás si realmente quieren seguir siendo competitivas.

4. ¿Adquisición de servicios?

La compra de servicios de tecnología se asemeja mucho a la adquisición de una competencia lo que se traduce en una apuesta de valor más fuerte. Estamos ante una tendencia con bastantes posibilidades de futuro como indica la adquisición de Sapient por parte de Publicis.

5. Conecte todos los puntos

Mientras que las agencias de publicidad están luchando para mantener una posición relevante y competitiva, puede que el único camino hacia la supervivencia sea conectar todos los puntos de contacto para el “marketero”.

Si queremos que esto sea posible es necesario que las agencias trabajen con datos y tecnología para agregar un valor real a sus estrategias de marketing.

Te recomendamos

Cannes

Regalos Ecology

Experiencias

Atresmedia

Compartir