Agencias

Los publicitarios no son tan infelices (y tristones) como parecen

En las agencias la infelicidad de los empleados no es tan fiera como la pintan

Las agencias tienen fama (probablemente merecida) de no cuidar demasiado bien a sus empleados, a los que exprimen hasta la última gota (laboral) impidiéndoles conciliar su vida personal y profesional.

Sin embargo, un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la asociación de agencias GWA pinta un cuadro bien distinto y viene a contradecir la imagen de publicitario profundamente infeliz en su puesto de trabajo.

El 85% de los trabajadores consultados en su informe otorga a su actual actividad profesional una calificación que se mueve en la horquilla de entre “muy buena” y “satisfactoria”. El 60% califica su trabajo de “muy bueno” y otro 44% le concede la calificación de “bueno”.

La satisfacción de los empleados de agencias son su trabajo actual se extiende también entre quienes trabajan allí en calidad de becarios o estudiantes en prácticas. De hecho, la proporción de becarios y estudiantes en prácticas que se declaran abiertamente satisfechos con su puesto de trabajo ha aumentado considerablemente en el transcurso de los últimos tres años.

De hecho, aproximadamente una cuarta parte de los becarios y estudiantes en prácticas consultados en su informe por la GWA señala que su actual desempeño profesional está en sintonía con lo aprendido en la universidad.

Si la satisfacción de quienes se desenvuelven profesionalmente en las agencias se mueve en términos bastante saludables, también lo hace la conciliación de vida personal y profesional (esa de la que adolecen supuestamente los publicitarios).

Además, y aunque resulta a priori bastante sorprendente, la satisfacción de los empleados con sus niveles de conciliación de vida personal y laboral es ligeramente más elevada entre aquellos con hijos (70%) que entre aquellos trabajadores sin cargas familiares (68%).

La proporción de empleados satisfechos con sus índices de conciliación de vida personal y profesional desciende, eso sí, entre aquellos que forman parte de las cúpulas directivas de las agencias (50%).

Pese a que en el universo de las agencias las mujeres son mayoría (60%) frente a los hombres (40%), las primeras continúan escasamente representadas en los estamentos directivos. No en vano, la proporción de mujeres en puestos de dirección se ha contraído y ha caído hasta apenas el 8,5% desde el año 2014.

Entre los hombres ha descendido también el porcentaje de personas en puestos directivos, pero la proporción (23,1%) continúa siendo sustancialmente más elevada que entre las féminas.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir