Agencias

Entrevista a Marc Díaz Williams, de Katapult

Por primera vez, un publicitario entra en la lista de los 100 líderes económicos españoles del mañana

Hablamos con Marc Díaz Williams, CEO de Katapult, agencia especializada en marketing, que ha sido elegido como uno de los 100 líderes económicos españoles

Por primera vez, un publicitario entra en la lista de los 100 líderes económicos españoles del mañanaCuando se habla del futuro del marketing, hay tres palabras de moda que aparecen en todas las charlas y conversaciones, y Marc Díaz Williams, CEO de Katapult, reúne las tres: transversalidad, multidisciplinariedad e innovación. Por ello, este profesional se ha convertido en uno de los 100 líderes económicos españoles del mañana.

En MarketingDirecto.com hemos entrevistado a Marc Díaz en sus oficinas en el centro de Madrid, donde nos ha hablado sobre cómo ve el futuro del marketing y cuáles son las claves en las que basa su trabajo.

¿Qué significa estar entre los 100 profesionales menores de 40 años con más futuro?

Sinceramente es una sorpresa, el primer año que salió la lista pensaba que se habían equivocado, cuando este año me han puesto otra vez y además en el top 20. Ya no sé que pensar… (bromea) Ahora en serio, es a la vez un honor y, por otro lado, tengo algo de presión incómoda que la verdad nunca había sentido antes, ya que ahora se espera algo de mí.

Ha trabajado con Michael Jackson, Ronaldhino, Antonio Banderas, ¿cómo son estas experiencias?, ¿qué le han aportado a nivel profesional?

Por alguna razón nunca me han impresionado demasiado los famosos o los celebrities. Algunos pueden ser genios con mucho talento y los respeto y admiro, pero nunca me ha costado mucho ser yo mismo trabajando con ellos. Tanto para crear como para ejecutar y pedirles el máximo para el bien del proyecto o cliente. Lo que sí puedo decir es que al final acaban apreciando que te comportes de forma natural y directa, ya que por las razones que sean, no suelen verlo muy a menudo.

También tiene experiencia en el mundo corporativo lejos del marketing. ¿Cómo aplica eso al mundo de la agencia?

Yo en el mundo creativo he acabado trabajando porque siempre ha sido una pasión mía y no sabía que se podía vivir de ello. He trabajado en el mundo corporativo en mi otra vida, a día de hoy muy difícil sería que me fuera a trabajar para un jefe, dudo que alguien me aguante como empleado. Para el buen funcionamiento de la agencia creo que haber estado en el lado del cliente es importantísimo, pues esto permite entender las limitaciones a las que están sujetos tus contactos en sus empresas, algo que es tan importante o más que la capacidad creativa o estratégica.

¿Cómo se consigue un perfil así en tan poco tiempo, ¿qué estudió en la carrera?

Soy de madre americana y, como buena “Yankee”, a los 15 años ella ya me había dejado claro que a los 18 me sacaba de casa de las orejas. Acabe en Tokio y fue la mejor decisión que pude tomar. Sobrevivir en esa ciudad te permite enfrentarte a cualquier cosa. En la carrera estudié empresariales y ciencias políticas seguido de un máster en el IE, del que ahora soy juez del panel de emprendedores.

Hablemos de Katapult, un proyecto que fundó hace 7 años y que se ha cuadriplicado en estos años difíciles. Incluso la revista The Economist se fijó en vosotros en plena crisis como ejemplo de superación.

Como no vengo del mundo de la agencia creamos Katapult sin ningún patrón ni copia de nada anterior. Creo que esa es la clave del mucho o poco éxito que tenemos. Está creada para introducir a las marcas en los momentos más especiales de la vida de la gente, una obra de teatro de esas que te dejan “tocado” una semana, un concierto en el que acabas empapado, etc. Otra clave que, sin duda, es nuestra receta secreta (o no tan secreta) ha sido apostar por especialistas con increíble experiencia, los más jóvenes en videojuegos y los más mayores en estrategia, con unas ganas bestiales de comerse el mundo y con todas las lecciones aprendidas.

¿Qué puede esperar un cliente que llega a Katapult? ¿Cuál es la diferencia de la agencia respecto a las demás del sector?

Pues la verdad es que no se muy bien qué ofrecen los demás y tampoco es algo que nos preocupe demasiado. Quiero pensar que ofrecemos una respuesta al gran problema que tienen marcas y compañías: cómo puedo volver a relacionarme con mi público, cómo puedo hacer que quieran estar conmigo, cómo puedo crear una relación estable y duradera con ellos y, por supuesto, midiendo cada acción (risas). Mi obsesión siempre ha sido que el equipo tenga ganas de venir el lunes por la mañana a por todas y que el cliente sepa que cuenta con gente que adora lo que hace de forma casi obsesiva.

Dentro de Katapult tienen un área especialista en eSports, ¿Qué podemos esperar de este nuevo “boom” y qué puede significar para el marketing?

Bueno, en Katapult podemos presumir de haber creado para nuestro cliente la competición más grande del mundo de FIFA18 de EA SPORTS en modo 11vs11, con más de 25 mil jugadores inscritos, una comunidad gigantesca que gestionamos desde la agencia, una estrategia perfecta para hacer más grande el juego y la pasión FIFA. Pero seguimos viendo que las marcas están todavía muy dubitativas. Creo que lo que no se dan cuenta es que esto es un canal de “comunidad” para llegar a un sector que ya no aguanta la publicidad, la rechaza. Si las marcas hacen publicidad en los eSports les están vendiendo un flaco favor. Tienen que generar valor al jugador, no solo un espacio donde “pegar” su marca como se lleva haciendo en el deporte toda la vida.

También son especialistas en marketing deportivo. Por ejemplo, han creado la primera Academia del Barcelona F.C. fuera de España, en concreto en Arizona, USA…

Sí, hemos creado para el Barça todas sus escuelas en Japón, que ya son cinco, pero la de Arizona es muy especial porque los chavales viven ahí e incluso estudian dentro del campus. Lo que más nos gusta es que el 100% de los jóvenes reciben becas para estudiar en la Universidad en USA. De esta manera, el Barça no solo crea futbolistas, sino que forma ingenieros, médicos, abogados y además en las mejores universidades del mundo para estudiantes que, en muchos casos, no se lo podrían permitir. Eso sí que es “Mes que un Club”. Esta experiencia de tantos años trabajando con los clubes deportivos nos permite ofrecer a clientes de otros ámbitos espacios de relación con el deporte desde el conocimiento de las “tripas” del mismo, y no desde fuera.

En Katapult cuentan con clientes muy destacados como Citroën, Electronic Arts o Mastercard. ¿Hay algún proyecto que recuerde con especial cariño?

Si tuviera que elegir uno, le tengo especial cariño a “Arreglando el Mundo” para MAHOU. Hicimos una obra de teatro ad hoc con los valores de la marca protagonizada por Dani Rovira, quitamos todas las butacas y convertimos el teatro Gran Vía en un bar de moda gigante donde incluso invitábamos a mil cañas en cada función. Duró dos meses y se vendieron todas las localidades con colas de gente que se quedaba fuera. Allí vimos a gente que pagaba por interactuar con una marca, no al revés, fue una pasada.

¿Cómo es posible innovar en un sector en el que parece que ya está todo creado?

Creo que hay mil cosas que además están delante de nuestros ojos y no se ven. De los Naming Rights que nosotros hemos hecho ya cuatro de ellos son increíbles. Una máquina de crear contenido, sensaciones e interacciones y que las marcas en España están descubriendo muy poco a poco, aunque cada vez con más pasión al ver los resultados. El Teatro Cofidis Alcázar y el Teatro de la Luz Philips son un buen ejemplo de lo eficaz que puede ser esta estrategia con altísimos retornos.

¿Cómo evolucionará el marketing en los próximos años?

Pues va a estar obligado a dejar de publicitar sin más y a añadir valor. El consumidor tiene el poder de exigir a las marcas que mejoren sus vidas y aquellas que lo hagan tendrán una ventaja. En el futuro decidiremos qué marcas dejar entrar en nuestras vidas dependiendo de cómo nos impactan y benefician.

¿Cuáles son los objetivos a corto y largo plazo de Katapult?

Estamos obsesionados con Inteligencia Artificial y digitalización del marketing. Pero somos muy del día a día y de dejarnos llevar por las cosas que nos divierten, no solo las que aparentemente se demandan.

Para terminar, ¿Qué le recomendaría a un joven si quisiera entrar el año que viene en la lista de los 100?

Supongo que cada uno tiene sus objetivos y metas, desde luego las mías están en continuar haciendo lo que me apasiona y disfrutar con ello. Aunque suene cliché total creo que solo haciendo lo que te motiva de verdad puedes llegar a sentirte exitoso. Que lo reconozca un tercero o no, es lo de menos.

Por primera vez, un publicitario entra en la lista de los 100 líderes económicos españoles del mañana

Te recomendamos

Cannes

Mundial

JCDecaux

Katapult

Atresmedia

Compartir