líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

La Generación Alfa pone el marketing patas arriba

Por qué la Generación Alfa hace saltar por los aires las (trasnochadas) reglas del marketing

La Generación Alfa posa sus ojos sobre todo y ante todo en las empresas tecnológicas y en aquellas marcas que son catalizadoras de la inspiración y la creatividad.

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

La Generación Alfa tiene una percepción de las marcas completamente distinta (más madura y mucho más fundamentada) de la hacían gala otrora sus padres. Y por esta razón los consumidores adscritos a esta generación están abocados a dinamitar por completo el marketing en su vertiente más convencional. Así se desprende de un reciente estudio emprendido por Razorfish y GWI.

Nacidos a partir de 2010, los jóvenes que pertenecen a esta cohorte demográfica disfrutan de un acceso sencillo y sin fricciones de ninguna clase a la tecnología y al ecosistema mediático y ello les ha llevado a cultivar toda una plétora de intereses y a aprovisionarse activamente de conocimiento sobre tales intereses. En este sentido, la Generación Alfa se muestra mucho más experta e informada a la hora de juzgar a las marcas y a sus productos y servicios.

Esta generación es profundamente escéptica y ese escepticismo se deja notar en su bajo de nivel de confianza en las personalidades nacidas al calor de la TV. Además, solo el 21% de los jóvenes pertenecientes a la Generación Alfa contempla a los deportistas y a las celebridades como «role models».

A diferencia de la Generación Z, que siente predilección por las marcas que comercializan dulces y «snacks», la Generación Alfa es mucho más exigente y sofisticada y favorece a aquellas marcas que la inspiran con su creatividad. Y cuando apalanca la mirada en los creadores de contenido, este grupo demográfico se siente particularmente atraído por aquellos creadores que generan «edutainment» y amalgaman la educación con el entretenimiento en sus contenidos.

La Generación Alfa pone en jaque en este sentido la eficacia de estrategias de marketing que hasta ahora habían funcionado a la hora de tirar la caña a los centennials y los millennials.

Apenas el 14% de los jóvenes nacidos a partir de 2010 elegiría a una marca específica como su favorita única y exclusivamente por ser anunciada por el famoso o la famosa de turno. Y solo el 20% concedería a una marca el estatus de favorita amparándose en el razonamiento de que hace grandes anuncios.

La Generación Alfa siente predilección por aquellas marcas que azuzan la creatividad y la inspiración

A la hora de poner nombres y apellidos a sus marcas predilectas, la Generación Alfa posa sus ojos sobre todo y ante todo en las empresas tecnológicas y en aquellas compañías que son catalizadoras de la inspiración y la creatividad. Apple y Samsung y también LEGO se cuelan en el Top 5 de marcas favoritas de la Generación Alfa. En cambio, la Generación Z elige como sus favoritas a marcas radicalmente distintas como M&M’s, Oreo y Doritos.

La Generación Alfa es, por otra parte, una generación profundamente digital, pero muy apegada también de manera simultánea a lo analógico. El 62% de los padres de los jóvenes de la Generación Alfa confirma que sus hijos invierten más tiempo en las redes sociales que ellos a la misma edad. Y a los 13 años los Alfa tienen ya tantos dispositivos tecnológicos como los adultos. El 90% tiene en propiedad, no en vano, un smartphone. Cuando se zambulle en la red de redes, el 58% de la Generación Alfa busca activamente información sobre las marcas y una proporción similar (el 56%) no pierde ripio de las novedades que se suceden al calor de la tecnología.

Sin embargo, el apego de la Generación Alfa a los canales digitales no menoscaba en modo alguno sus interacciones en el mundo real. El 62% de los padres de los Alfa cree que sus hijos socializan hoy en día tanto como ellos a la misma edad. Y el segundo método más popular entre los jóvenes adscritos a la Generación Alfa para descubrir marcas nuevas son, de hecho, las interacciones cara a cara en las tiendas y los centros comerciales.

Los vídeos «how-to» o «do-it-yourself» se encuentran entre los favoritos de la Generación Alfa, lo cual pone de relieve la autonomía y el afán por resolver problemas de esta cohorte demográfica. No en vano, dos terceras partes de los padres de los Alfa consideran que sus hijos son más independientes a la hora de pensar que ellos a su misma edad. Y el 61% contempla la tecnología como una suerte de acicate para que sus hijos aprendan a ser más eficientes.

Herramientas de IA como ChatGPT son el cuarto medio predilecto de la Generación Alfa a la hora de aprovisionarse de nuevos conocimientos, justo por detrás de los profesores pero por delante de los libros, que no parecen gozar de demasiado predicamento en este grupo demográfico.

En términos generales la Generación Alfa aprecia enormemente los consejos rápidos, los atajos y los «insights» susceptibles de transformarse fácilmente en acciones. Razón de más para que las marcas traten de conectar con esta generación apoyándose en contenido práctico y de naturaleza «snackable» que capture fácilmente su atención y satisfaga adecuadamente su anhelo de conocimientos rápidos y útiles.

Debido a su fuerte apetencia por la curiosidad la Generación Alfa tiene el doble de intereses plenamente identificables que la Generación Z (y tales intereses no son en modo alguno pasajeros). Como los centennials, los Alfa sienten debilidad por el «gaming» y las experiencias gamificadas que ponen a su disposición las marcas. El 53% de la Generación Alfa cita los juegos y las apps que enseñan nuevas habilidades realmente útiles como sus experiencias de marca predilectas.

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Estos son los datos de audiencia por ahora de la Selección Española en la EurocopaAnteriorSigueinteINFLUYENTES con Necko Vidal: "Ser creador de contenido es un trabajo a nivel psicológico muy retador"

Contenido patrocinado