Publicidad

Este spot navideño, donde un abuelo finge su propia muerte, le pondrá la piel de gallina

abueloLa Navidad es época paz, amor, felicidad y… publicidad. Cuando se acerca esta época del año, los anunciantes cargan las tintas sentimentales en sus anuncios con el ánimo de tocar la fibra sensible a los consumidores (y de paso contagiarles también de la fiebre consumista navideña). A algunas marcas lo de arrancar la "lagrimita" al espectador se les da mejor que a otras. Y entre ellas merece desde luego un lugar destacadísimo la cadena alemana de supermercados Edeka, que nos ha regalado este año uno de esos spots navideños que es imposible contemplar sin que el llanto asome a los ojos del espectador.

En su anuncio para esta Navidad, que la marca ha estrenado este fin de semana y que acumula ya casi 4,5 millones de reproducciones en YouTube, Edeka se atreve a hincarle el diente a un tema que, no por terriblemente común, es menos doloroso: el de soledad de los ancianos durante las fiestas navideñas.

El spot se inicia con las imágenes de un abuelo que escucha, embargado por la tristeza, los mensajes que sus hijos han tenido a bien dejarle en el contestador: una vez más no podrán regresar a casa para celebrar la Navidad junto a su progenitor.

La temática del anuncio de Edeka recuerda de alguna manera a la de “Man On The Moon” de John Lewis, en el que los grandes almacenes británicos abordan también el tema de la soledad de la gente mayor en Navidad.

Pero el abuelo de Edeka está bastante más desesperado que el de John Lewis y llega al extremo de fingir su propia muerte para reunir por fin a sus hijos y a sus nietos en Navidad. ¿Quién se perdería, al fin y al cabo, el funeral de su propio padre (o abuelo)?

Las caras largas de los familiares del protagonista, que creen que éste ha fallecido, se iluminan cuando descubren que todo ha sido una estratagema del cabeza de familia para reunirlos a todos por Navidad.

Un pantagruélico banquete navideño, en el que las risas son la tónica común, pone la guinda al pastel en el emotivo spot de Edeka, que se empeña en recordar al espectador que la Navidad está para dejar aparcado el egoísmo y desbaratar planes si hace falta con tal de reunir a la familia.

Algunos le echarán probablemente en cara a Edeka que ha abusado del efectismo (y del sentimentalismo) en su nuevo anuncio navideño. Y otros se sentirán seguramente reflejados en la situación en él retratada. Lo que está claro es que el spot de Edeka, firmado por la agencia Jung von Matt, no deja indiferente a nadie (ni para bien ni para mal).

El spot viene flanqueado además por un concurso online, en el que Edeka anima a los participantes a compartir en Facebook e Instagram bajo el hashtag #heimkommen (regresar a casa) sus mejores momentos asociados a la Navidad. ¿El premio? 100 cupones por valor de 100 euros que los ganadores podrán utilizar en los supermercados de Edeka para celebrar a lo grande la Navidad (con su familiares).

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir