líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Greenpeace sepulta a

Marketing y PublicidadFrame del spot de Greenpeace con "Boris Johnson" con una montaña de plásticos

Greenpeace critica al gobierno británico en su campaña

Greenpeace sepulta a "Boris Johnson" con un torrente de plásticos en este spot

Greenpeace ha criticado de forma mordaz a Boris Johnson y el gobierno británico en una campaña en la que les sepultan con una avalancha de plásticos.

El consumo de plásticos es una de las principales preocupaciones para el ecologismo por su impacto en el medio ambiente. A pesar de que hay una mayor concienciación entre los consumidores, todavía hay una falta palpable de iniciativas reales que contribuyan a esta causa. Greenpeace lo ha dejado claro en su última campaña, firmada por Studio Birthplace y en colaboración con Park Village.

‘Wasteminster’ supone una crítica mordaz al gobierno británico y en especial al primer ministro, Boris Johnson. En el spot podemos ver al político caricaturizado como una figura de juguete que está dando un discurso sobre la necesidad de reducir el uso de plásticos. Los medios de comunicación le escuchan con atención.

Sin embargo, poco a poco le van cayendo plásticos encima. Un torrente de latas, bricks y todo tipo de envases de este material van sepultando a Johnson y a los periodistas congregados en el número 10 de Downing Street. Pero no se queda ahí, puesto que esa avalancha va arrastrando al político por la calle mientras este continúa con su mensaje de cuidar el planeta.

Greenpeace critica a Boris Johnson y el gobierno británico utilizando sus propias palabras

Así, es la propia montaña de basura de plástico la que le conduce hasta las afueras para decirle directamente a los ciudadanos de a pie que va a proteger el medio ambiente. La idea es reflejar que las palabras del gobierno británico sobre la eliminación de plásticos están huecas.

La pieza publicitaria concluye con una panorámica sobre Westminster para ilustrar la extensión total de la montaña de plástico. «Esta es la cantidad real de desechos plásticos que el Reino Unido arroja a otros países todos los días», se puede leer en el texto superpuesto a la imagen.

La campaña, cómica en un principio, adquiere un tono más sombrío y serio conforme avanza hacia un vertedero en el que se acumula y se quema el plástico. «No queríamos poner palabras en boca de Boris, así que vimos horas de entrevistas y discursos de Boris y el gobierno en los que se hablaba de la contaminación plástica y el medio ambiente y se extrajeron citas», afirman los directores Sil & Jorik, de Studio Birthplace. «Todas las declaraciones en el spot fueron hechas por Boris y el gobierno«, especifican.

Si no puede visualizar correctamente el vídeo embedded, haga clic aquí

Las grandes aseguradoras españolas que más y menos aprueban en SEOAnteriorSigueinte'The Print', un proyecto para publicar creatividades con inteligencia artificial

Noticias recomendadas