líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

El consumidor desea que la moda abrace la sostenibilidad (pero sin desgarrar sus bolsillos)

Tendencias en MarketingEl precio trunca el idilio del consumidor con la moda sostenible

El dúo formado por moda y sostenibilidad languidece por culpa del precio

El consumidor desea que la moda abrace la sostenibilidad (pero sin desgarrar sus bolsillos)

Esther Lastra

Escrito por Esther Lastra

El 59% de los consumidores desea que la moda abrace la sostenibilidad, pero su elevado precio le impide comprar más ropa sostenible.

Es una de las industrias más contaminantes del mundo, pero la moda parece estar dispuesta a hacer propósito de enmienda y hace cada vez más guiños a la sostenibilidad. El idilio de la moda con la sostenibilidad está siendo espoleada en buena medida por el consumidor, cuyos hábitos están virando cada vez más hacia la protección del medio ambiente (otrora tristemente ninguneada).

De acuerdo con un reciente estudio llevado a cabo en Estados Unidos por Nosto, el 59% de los consumidores desea que la moda abrace la sostenibilidad y se troque en más «eco-friendly». Sin embargo, la economía (que causa actualmente estragos en los bolsillos de la gente) se interpone en el incipiente romance del cliente con la moda sostenible.

El 64% de los consumidores confiesa que el coste de la vida al alza les instila más preocupación por el precio que por la sostenibilidad a la hora de comprar ropa. En esta misma línea, el 56% de los consumidores coincide en señalar que la moda sostenible es a menudo excesivamente cara (y no apta, por ende, para carteras poco abultadas).

Además, solo el 43% de los consumidores se avendría a pagar más por la versión sostenible de una prenda de ropa. Y un porcentaje similar de consumidores (el 44%) no haría tampoco ascos a pagar un poco más por pedidos online de ropa que se entregan apoyándose en servicios sostenibles de «delivery» (los coches y las bicicletas eléctricas, por ejemplo).

La compra de ropa de segunda moda gana tracción entre los consumidores

Más consumidores (el 53%) están predispuestos a recibir sus pedidos online de ropa de manera más lenta si ello se traduce en el agrupamiento de las entregas de un nuevo suficiente de pedidos en la misma zona geográfica (para reducir así las emisiones).

Idéntico porcentaje de consumidores (el 53%) se muestran inclinados a comprar ropa de segunda mano para así infligir menos daños al medio ambiente, pero solo el 32% alquilaría ropa en lugar de comprarla para dar cuenta de un comportamiento más «eco-friendly».

Por otra parte, el 45% de los consumidores siente que la industria de la moda no está haciendo lo suficiente para hacerse más sostenible. No en vano, el 54% de los consumidores se lamenta de que la identificación de las prendas sostenibles y de las que no los son es a menudo confusa (en particular cuando las compras se efectúan online).

Quizás por esta razón dos terceras partes de los consumidores consideran que las marcas deberían hacer más sencilla la adquisición de ropa sostenible en la red de redes. El 64% de los consumidores cree los retailers deberían ampliar su catálogo de prendas sostenibles y el 67% sostiene que aplicar descuentos a las prendas de naturaleza sostenible ayudaría a dar fuelle a la moda sostenible.

Otras maneras de espolear la venta de moda sostenible serían mostrar al consumidor versiones ecológicas de las prendas que contempla en internet, personalizar su experiencia de compra para mostrarle única y exclusivamente prendas sostenibles, reducir la cantidad de packaging en la entrega de pedidos online y comercializar más ropa de segunda mano.

 

Apple, Amazon, Google y Microsoft encabezan (otra vez) el ranking de marcas más valiosas del mundoAnteriorSigueinte"Si algo nos mueve es el hecho de seguir aunando alma cervecera, calidad e innovación", Pablo Sánchez (Mahou)

Contenido patrocinado