Tendencias

El turismo nacional, en la cresta de la ola en tiempos de COVID-19

Coronavirus: el consumidor repliega las alas y apuesta por los viajes a paraísos cercanos

A la hora de dar rienda suelta a su espíritu viajero, el consumidor es bastante menos ambicioso y más modesto que antes y posa la mirada en el turismo nacional.

covid-19

Autor de la imagen: Jorge Martínez

El coronavirus ha inoculado cambios de primerísima magnitud en los hábitos de consumo de la gente y ha modificado también las costumbres relativas a una de sus aficiones favoritas: los viajes (ahora inevitablemente mucho más restringidos).

Aun cuando la entrada en escena del COVID-19 no ha quitado a la gente las ganas de viajar, los viajes se emprenderán de ahora en adelante de manera sustancialmente diferente. El consumidor poscovid viajará menos en avión y realizará escapadas de manera bastante más espontánea que antes. Así se desprende de un reciente estudio llevado a cabo en Alemania por la agencia Score Media.

El 69% de los consumidores consultados en el marco del informe declara su intención de viajar tan pronto como las restricciones solapadas a la pandemia hayan concluido de manera definitiva.

A la hora de dar rienda suelta a su espíritu viajero, el consumidor es, eso sí, bastante menos ambicioso y más modesto que antes y posa la mirada en el turismo nacional. El 65% de los consumidores veraneará este año en su país natal.

Los destinos que más tilín hacen al consumidor poscovid son aquellos enfocados a la playa y la naturaleza, mientras que las ciudades pierden fuelle (por ser quizás destinos excesivamente concurridos a ojos de buena parte de la gente).

El consumidor vira hacia el turismo nacional a la hora de viajar

Está aún por ver si estas tendencias continuarán a largo plazo, pero parece claro que las aerolíneas están abocadas a convertirse en las grandes perdedoras de la pandemia. Al fin y al cabo, el 40% teme viajar al extranjero por temor a que eventual repunte de la enfermedad le deje varado fuera de su país de origen.

Fuertemente baqueteado por la incertidumbre, el consumidor es ahora mucho más espontáneo a la hora de viajar. Y consciente de que los planes 100% seguros están en buena medida fuera de su alcance, el consumidor apuesta por un comportamiento mucho más espontáneo y flexible a la hora de viajar.

El 55% de los consumidores planificará sus viajes a corto plazo en el futuro. Y la flexibilidad en las fechas de viajes es asimismo un factor de suma relevancia para el 64% de los consumidores.

Mucho más receloso que antes de viajar en avión, el consumidor se decanta por su propio vehículo como su medio de transporte favorito a la hora de viajar.

A la hora de buscar destino de vacaciones, el 39% de los consumidores busca de manera activa la soledad y el aislamiento para evitar el contacto con la muchedumbre.

En España, que halla uno de sus principales baluartes económicos en la industria turística, el turismo nacional se está erigiendo asimismo como tendencia en un sector que en nuestro país ha perdido ya miles de millones de euros durante los últimos meses.

Te recomendamos

EVO Banco

LIVE MD SUMMER

A3Media

Podcast

Compartir