líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Supermercados prescinden de ciertos productos debido al aumento de los precios

El aumento de los precios y la inflación tienen consecuencias directas en las baldas de los supermercados

Fabiana Seara

Escrito por Fabiana Seara

El 95% de los productos en la cesta básica se encarecen, por ello algunos retailers se han visto obligados a prescindir de los productos de proveedores.

Europa está sumida en un contexto de subida de costes e inflación, aparte de la situación de guerra en Ucrania, que ha generado inestabilidad política en la región. La suma de estos factores tiene un impacto en las baldas de los supermercados y en los bolsillos de los ciudadanos europeos.

La inflación ha provocado un importante aumento en el precio de la compra. Por ello los consumidores recurren a las marcas blancas y otras opciones que les permitan ahorrar en sus viajes a los supermercados. Según un estudio encabezado por Allianz, los alimentos costarían a cada consumidor europeo alrededor de 243 euros más al año por la misma cesta de productos que compraba en el año 2021.

Cómo ha publicado El Mundo, el consumidor español, acostumbrado a ver los supermercados repletos, ha vivido meses de racionamiento y falta de stock. «Cuando estalló la guerra de Ucrania escaseó el aceite de girasol, durante la huelga de transportistas de enero lo que faltó fue la leche. El pasado verano fue la crisis del hielo».

Pero, esta situación no solo amenaza el bolsillo de los compradores, sino que también afecta a los productores, quienes se han visto obligados a aumentar el precio de sus productos. Pilar Aguado, experta en cadena de suministro de la Universidad Politécnica de Valencia y directora de compras de United PetFood, señala que, debido a la subida de los precios «el invierno va a ser duro. Para el consumidor va a ser muy complicado ir a hacer la compra». Mientras que los productores están en un momento en el que «o sobreviven y repercuten el coste de producción o no producen porque saben que van a perder dinero».

El caso de los chocolates Mars

Algunas cadenas de supermercados en Alemania empiezan a prescindir de los productos de grandes fabricantes debido a sus elevados precios. Es el caso de productos como los chocolates Mars. Una nota en un pasillo de un supermercado Edeka en Berlín señala: «Queridos clientes: lamentamos informarles de que actualmente no podemos ofrecer todos los productos de nuestro proveedor Mars».

Esto no ha ocurrido todavía en España. Pero como señala El Mundo, las fuentes de distribución nacionales reconocen que «en productos industriales algunos proveedores han comunicado ya la quinta subida de precios». Estos aumentos presentan una pregunta difícil a los retailers, ¿qué es peor?: prescindir del producto o repercutir el aumento al consumidor.

El 95% de los productos de la cesta se encarecen

Como señalan desde la OCU que en 2022 se ha documentado el mayor aumento de precios en 34 años. Según la Organización de Consumidores y Usuarios, el 95% de los productos de la cesta se han encarecido con respecto a los precios del año pasado. Los que reflejan mayor incremento son los aceites de girasol (+118%) y de oliva (+53%), las harinas (+50%) y todos sus derivados, como la pasta (+56%) o las magdalenas (+75%). Una de las razones que pueden haber causado este aumento es la situación de Guerra en Ucrania.

Otros productos que aumentan son los lácteos y el pollo. El litro de leche entera UHT ha subido un 12,3%, la margarina Tulipán el 11,6% y la pechuga de pollo un +8,7%. Por su parte, los plátanos de Canarias también registraron un fuerte aumento (+64%), cuyo detonante puede ser la erupción volcánica en La Palma.

Pero el aumento de los precios no se refleja en mayores beneficios para los productores. Por el contrario, se debe al aumento de los costes, y en muchos casos se han visto obligados a dejar de producir. Es el caso del tomate de Holanda. Como explican desde la UPA, Unión de Pequeños Agricultores, se ha dejado de producir porque «necesita calefacción y los costes han subido tanto que no compensaba». Esto se suma a la mala temporada de cosechas y la guerra de Ucrania.

Los supermercados se verán obligados a prescindir de ciertos productos

Este aumento en los precios obligará a los consumidores a cambiar sus hábitos de consumo. «Por la situación que vivimos, va a pasar que a partir de ahora a veces no vamos a encontrar en las tiendas el producto que queremos, y si lo encontramos, igual lo sustituimos por otro porque no vamos a querer pagarlo a ese precio. Pero el consumidor siempre tendrá nutrida oferta y alternativas», señalan para El Mundo los portavoces de una cadena de supermercados.

 

LinkedIn purga a centenares de miles de empleados "de mentirijillas" de Apple y AmazonAnteriorSigueinteCortefiel da la bienvenida al otoño de la mano de otras icónicas firmas de moda (que se cuelan en su anuncio)

Contenido patrocinado