Medios

Helado de insectos, el singular anzuelo de The Economist para "pescar" nuevos lectores

The EconomistA algunos la última y deliberadamente exótica campaña publicitaria del semanario económico The Economist les parecerá más repugnante que otra cosa, pero nadie puede tildarla desde luego de poco original.

Con la intención de atraer nuevos abonados a sus filas, The Economist está repartiendo actualmente en la calles de Londres helados con unos ingredientes de lo más insólitos: los insectos.

Hay cuatro variantes de los helados que The Economist pone a disposición de las (valientes) papilas gustativas de los londinenses: Scurry Berry (frambuesas, bayas de saúco y una mezcla de insectos), Choc Hopper (chocolate con trozos de saltamonte), Strawberry and Swirls (fresas y escarabajos), y Nutritious Neapolitan (confeccionado con insectos varios).

Los insectos utilizados por The Economist en sus helados son totalmente reales y han sido previamente fritos.

Con esta campaña “nueva, única y experimental”, el semanario británico trata de poner de relieve que el consumo de insectos puede ser tan o más nutritivo que el consumo de carne y que puede contribuir a solucionar los problemas de alimentación en el mundo.

Ya en septiembre del año pasado The Economist publicó un largo artículo de fondo bajo el título: “Por qué el consumo de insectos tiene sentido”.

La campaña, que coincide de manera muy oportuna con una ola de calor en Reino Unido, lleva la firma de la agencia Sense Londres.

Los originales helados de The Economist estarán en las calles londinenses hasta el próximo 17 de julio, aunque podrían volver a repetir en agosto.

Te recomendamos

Eficacia

Atresmedia

ADN by DAN

icemd

Compartir