Medios

Netflix no solo es una amenaza para las cadenas de televisión, también un aliado

NetflixNetflix se ha dado cuenta de que su mayor competencia no está tan solo en el resto de servicios de streaming, sino también en canales de televisión por cable y broadcast, muchos de los cuales ya están elaborando planes para luchar este año contra el gigante del streaming. Y mientras Netflix está contribuyendo al declive de los ratings de la televisión lineal esta temporada, también está simultáneamente estimulando los ratings de algunos de los programas.

Ya sucedió algo similar con Breaking Bad, pues cuando las primeras temporadas de la serie aparecieron en Netflix, muchos espectadores migraron a AMC para ver el final de la serie y ofrecer los mejores ratings. Pero esto se ha hecho bastante menos frecuente. A pesar de ello, dos series actuales, Riverdale y Shameless, han visto incrementados sus ratings durante las actuales temporadas como resultado de las audiencias que las han descubierto a través de la plataforma de streaming.

La recién terminada temporada octava de Shameless ha alcanzado los 7,7 millones de espectadores por episodio en todas las plataformas, un 25% más que la pasada temporada. Del mismo modo, la segunda temporada de Riverdale ha visto incrementados sus espectadores totales un 60%, sus espectadores de entre 18 y 34 años un 83% y los de entre 18 y 49 un 59%.

El hecho de que Shameless apareciese en Netflix le ayudó a “introducirse definitivamente en otras audiencias”, según David Nevins, CEO de Showtime Netwoks. Además, está dando una nueva vida a la serie que, ahora que está más fuerte que nunca, Nevins no quiere pensar que vaya a acabar. “Estoy feliz por tenerlos el máximo tiempo posible. Creo que el show tiene la habilidad de renovarse para quedarse”.

Según Adweek.com, Nevins ha declara que, aunque la aparición de la serie en Netflix ha tenido evidentes efectos negativos, también los ha tenido negativos. “El lado malo es que no queremos que la gente piense que se trata de una serie original de Netlix”.

Riverdale también se ha beneficiado del acuerdo al que llegaron The CW y Netflix en el 2016, mostrando la temporada completa en la plataforma tan solo ocho días después de que su capítulo final saliera al aire. El drama adolescente ha subido “astronómicamente” su audiencia, según Mark Pedowitz. El reboot del mítico Archie experimentó un gran incremento del visionado digital. “Uno podría decir que es el primer hit del Gen Z”. “Hay que migrar esa audiencia de vuelta a The CW y, si no es en la televisión, es en las plataformas digitales, y ellos hacen un trabajo genial trayendo a la gente de vuelta”, ha señalado Pedowitz refiriéndose a Rick Haskins y su equipo.

Atraer a los espectadores de Netflix es lo que están intentando otros canales, como Pop, cuya serie Schitt’s Creek está en Netflix. “Tengo compañeros que están luchando en el mismo sentido”, dijo Kent Rees, CMO de Pop. “No quieres morder la mano que te da de comer, desde la perspectiva de Netflix, pero intentas encontrar un modo de reconectar y conectar con nuestro contenido y nuestra marca”.

Además, Netflix ha decidido gastar 2.000 millones de dólares en marketing este año, lo que supone un incremento del 54% respecto al pasad año, para promocionar sus programas originales. Buena parte de este presupuesto caerá en manos de los canales televisivos, como ya sucedió con su sorprendente spot en la Super Bowl para promocionar The Coverfield Paradox.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir