Medios

A la revista Playboy podrían quedarle los días contados

Tras más de seis décadas al pie del cañón, la revista Playboy tiene un pie en el cementerio

PlayboyPlayboy ha sido todo un icono de los medios de comunicación, a los que despojó en plena (y puritana) década de los 50 de una mojigatería firmemente incrustada en su ADN. Sin embargo, y pese a ser una publicación absolutamente legendaria, la revista Playboy está a punto de morir.

Tres meses después del fallecimiento de su fundador, el carismático Hugh Hefner, Playboy Enterprises Inc. está sopesando el “asesinato” de la revista impresa sobre la que cimentó su emporio (bastante alicaído en los últimos tiempos).

Nacida en 1953 y famosa por sus atrevidas fotografías de desnudos, Playboy se propuso en su día derribar los estrictos códigos morales por los que se regía por aquel entonces Estados Unidos.

Sin embargo, en 2015 la revista tomaba la histórica decisión de abandonar los desnudos (que, totalmente arrepentida, decidía recuperar poco más de un año después).

A Playboy la irrupción de la nueva era digital, en la que los desnudos están a disposición de casi cualquiera en la red de redes, se le clavó como una estaca en el corazón. Y no llegó a recuperarse nunca del todo del golpe.

Ben Kohn, el actual director ejecutivo de Playboy Enterprises Inc., está decidido a “matar” la revista impresa y reorientar la compañía hacia las asociaciones de marca y los acuerdos de licencia.

“Queremos centrarnos en lo que llamamos el ‘Mundo de Playboy’, que es mucho más grande que una pequeña publicación impresa heredada”, explica Kohn en declaraciones a The Wall Street Journal. “Planeamos en 2018 realizar una transición de un negocio de medios a una empresa de gestión de marcas”, recalca.

A la revista Playboy, que publica actualmente seis número al año, se le han ido por el desagüe hasta 7 millones anuales en los últimos años.

“Históricamente podríamos justificar las pérdidas debido al valor de comercialización, pero también tiene que ser innovador”, indica Kohn. “No estoy seguro de que la impresión sea necesariamente la mejor forma de comunicarse con nuestro consumidor”, apostilla.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir