líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Margen neto

El margen neto es un ratio financiero que permite medir la rentabilidad de una empresa. Para obtenerlo se divide el beneficio neto entre las ventas sin contar los impuestos.

¿Para qué sirve el margen neto?

El margen neto nos da una imagen más completa que el margen de interés bruto, que mide todos los intereses producidos y cobrados por préstamos e inversiones menos el costo de los fondos. Es decir, nos permite conocer si una entidad cubre los costes con los ingresos, para ello el margen neto debe ser positivo.

Este indicador requiere dos variables: los ingresos de la compañía y el saldo final de la cuenta de resultados. Refleja la capacidad de convertir los ingresos en beneficios, es decir, nos permite controlar los costes. Por ello es importante realizar este calculo de forma periódica ya que si este indicador es negativo no estaremos cubriendo nuestros costes y deberemos tomar medidas.

Este tipo de ratio incluye no solo los gastos de producción, sino también todos los vinculados con la actividad, gastos de gestión, financieros, de almacenamiento, de marketing, de distribución… Por ello podemos decir que es uno de los indicadores más completos.

¿Cómo calcular el margen neto?

  1. Conoce todos los costes relacionados con el producto o servicio: debemos hacer una lista que incluya todos los materiales, materias primas o componentes que necesitamos para fabricar nuestro producto o servicio final. Necesitamos conocer con exactitud el coste para poder calcular cuál es el precio al que lo vamos a vender.
  2. Agrega los costes ligados directa o indirectamente a la producción y entrega del producto: esto incluye sueldos de los trabajador, gasolina de los transportes, empaquetados, almacenamiento… Todos estos gastos aumentan el coste del producto.
  3. Calcula el margen bruto por producto: para ello debemos restar a los ingresos totales los costes de los productos y servicios. Este margen nos indica cuales son los beneficios que obtienes si le quitamos los costes asociados directamente a la producción del producto. Debemos realizar este calculo para producto que comercialice nuestra empresa para tener una visión global del negocio y que productos son los menos rentables.
  4. Haz una relación entre los gastos fijos y variables: ahora debemos valorar cuales son los gastos que están asociados con la empresa pero no con el producto (directamente) que pueden ser fijos como la factura de la luz, el agua, el alquiler… o variables como un préstamo, una reparación, comisiones…
  5. Calcula el margen neto: una vez tenemos todos estos datos podemos calcular el margen neto de un producto. Para ello seguimos la siguiente fórmula: (margen bruto – gastos fijos y variables) /ingresos totales. Cuanto mayor sea este margen mayor rentabilidad tendrá la empresa.
  6. Crea una tabla de Excel: para llevar un mayor control sobre el coste de cada producto, como de los ingresos, es muy útil crear una hoja de Excel en la que incluyamos todos los cálculos que necesitamos realizar para llegar a el margen neto. De esta forma podemos automatizar las operaciones y que mes a mes no sea tan costoso realizar este calculo. Incluyendo pequeñas modificaciones en las celdas podemos agilizar el proceso.

Saber más sobre margen neto