Digital

La nueva normativa GDPR llegará el 25 de mayo

Facebook anuncia cambios en la privacidad para cumplir el GDPR

Sheryl Sandberg GDPRSheryl Sandberg, COO de Facebook, ha establecido que durante los próximos años se producirán cambios en la plataforma, con el objetivo de aumentar la privacidad y cumplir con la legislación sobre protección de datos de la Unión Europea. “Vamos a despegar un nuevo centro global de privacidad que colocará la configuración de privacidad de Facebook en un solo lugar, por lo que será mucho más sencillo para los usuarios manejar sus datos“, ha señalado Sandberg en un evento en Bruselas. El próximo 25 de mayo llegará a los 28 estados miembros de la Unión Europea el GDPR (General Data Protection Regulation).

Todas aquellas multinacionales que manejen datos de ciudadanos de la Unión tendrán que asegurarse de su cumplimiento, si no quieren ser penalizados con hasta el 4% de la facturación, como informa TechCrunch.com. En el caso de Facebook, esta cifra podría sobrepasar los 1.000 millones de dólares, lo cual se convierte en un gran incentivo para cumplir la nueva regulación.

Según Sandberg, los nuevos cambios que están por venir en la red social ofrecerán a la compañía “una muy buena base para conocer todos los requisitos del GDPR y  nos estimulará para continuar investigando en productos y herramientas para proteger la privacidad”. La COO de Facebook también ha señalado que las aplicaciones de la compañía llevan mucho tiempo ofreciendo transparencia y control a sus usuarios.

Ciertamente, la compañía lleva varios años incluyedo cambios en la privacidad, pero raramente han parecido impulsados por un deseo de ofrecer más transparencia y control. De hecho, muchos de estos cambios pretendían ofrecer a la compañía más modos de explotar el uso de los datos mientras se empuja a los usuarios a perder su privacidad. Por ejemplo, el hecho de recomendar los valores predeterminados a los usuarios que publican en Facebook, animándolos a compartir con toda la red.

De hecho, en 2011 la FTC prohibió a Facebook realizar declaraciones de privacidad engañosas y a finales de ese mismo año tuvieron que verse con el DPA irlandés después de que las quejas sobre privacidad desataran una auditoría en Europa.  En 2012 modificaron sus políticas de privacidad para tener más control sobre los datos de los usuarios y tuvieron que informar vía correo electrónico a sus usuarios.

El activista de la privacidad Max Schrems movilizó a la opinión online y activó una cláusula de la política de Facebook que la compañía no podía ignorar. Schrems también hizo campaña para que Facebook implementara un sistema de “Opt-In” en lugar de “Opt-Out”, es decir, el mismo tipo de cambios que el GDPR puede aportar.

Por lo tanto, parece claro que se necesita la presión de la regulación o del activismo para que Facebook no trate de forma hostil los datos de los usuarios. En 2016, WhatsApp, perteneciente a Facebook, anunció un cambio de rumbo al comenzar a compartir datos con Facebook para orientar anuncios. Esta maniobra resultó muy controvertida y los reguladores europeos forzaron a Facebook ha suspender parcialmente el intercambio de datos en la región. De hecho, recibió una multa de 122 millones de dólares el pasado mayo por haber proporcionado información “incorrecta o engañosa”.

La compañía solo ofreció a los usuarios de WhatsApp una opción de excluir parcialmente y por tiempo limitado el intercambio de datos, lo que no sería suficiente bajo la nueva normativa. Además, aunque los ciudadanos europeos prestasen su consentimiento, tendrían ciertos derechos asociados como la posibilidad de solicitar la eliminación de los datos y retirar en cualquier momento su consentimiento.

Aunque los cambios están todavía por verse, desde la Unión Europea ya celebran el cambio de tendencia en el equilibrio de poder entre plataformas y consumidores.

Te recomendamos

Energy Sistem

School

Podcast

BTMB18

Compartir