Digital

Cuando la inteligencia artificial es sinónimo de oportunidad

La inteligencia artificial añade "superpoderes" a la gente corriente y moliente

inteligencia artificialEstá fuera de toda duda que la inteligencia artificial (ataño unida con pegamento extrafuerte a la ciencia ficción y hoy soldada con la realidad) tendrá un impacto profundísimo en la manera en que trabajemos y vivamos en un futuro próximo.

Las aplicaciones de realidad artificial que echan raíces en el “machine learning”, las redes neuronales y los datos están evolucionando a la velocidad del rayo (y también implementándose en todos los sectores de actividad).

¿Cómo se están preparando las empresas para el futuro robótico (e inteligente) que se avecina? ¿Qué estrategias y procesos deberían ser los inseparables compañeros de fatigas de las compañías en un futuro gobernado por la inteligencia artificial? ¿Cómo pueden humanos y máquinas trabajar codo con codo en los años venideros?

En los últimos tiempos se ha puesto el foco en las consecuencias negativas derivadas de la inteligencia artificial, que va supuestamente a mandar a la cola del paro a los seres humanos de carne y hueso. Sin embargo, en lugar de obsesionarnos con las amenazas, deberíamos posar la mirada en las oportunidades que la inteligencia artificial trae bajo el brazo para las empresas, aseguró Paul Daugherty, chief tecnology & innovation officer de Accenture, el pasado domingo en la conferencia digital DLD.

Aunque las máquinas asumirán ciertamente tareas laborales específicas y reemplazarán total o parcialmente a trabajadores de carne y hueso, también surgirán puestos de trabajo de nueva hornada. “No estamos ante un problema laboral”, recalcó Daugherty.

“Hay aproximadamente seis millones de personas desempleadas en Estados Unidos, pero hay también abiertas seis millones de ofertas de trabajo”, indicó. En 2020 la inteligencia artificial y la robótica eliminarán 1,8 millones de trabajo, pero las nuevas tecnologías alumbrarán también 2 millones de nuevos empleos, apostilló.

¿Cómo debe prepararse la gente para el enorme desafío que se cierne en el horizonte? Las compañías deberán invertir a diferentes niveles, explicó Daugherty. Será vital poner en el acento en los sistemas de apoyo educativo, en el aprendizaje de nuevas habilidades y en el reclutamiento de nuevos talentos.

A los líderes empresariales no les quedará más remedio que repensar todos y cada uno de los procesos que forma parte intrínseca de sus compañías. “Es imposible impulsar el cambio desde los silos empresariales. Hay que fijarse en las oportunidades que hay en las empresas en su conjunto”, indicó.

Otro aspecto absolutamente vital para hincar el diente con garantías al futuro empresarial que se avecina son los datos. “Los datos son las gasolina de la inteligencia artificial”, destacó Daugherty, que está convencido de que la ausencia de datos adecuados será el principal obstáculo que torpedeará a las empresas en el futuro.

Más allá de los datos, es importante que las compañías doten de ciertos principios a la inteligencia artificial. Los datos albergan a veces en sus entrañas prejuicios que los algoritmos no hacen sino acentuar, advirtió.

No obstante, y pese a los desafíos que hay por delante, si las empresas implementan de verdad adecuadamente la inteligencia artificial, está se traducirá en “nuevos superpoderes para las personas”, concluyó Daugherty.

Te recomendamos

México

School

Podcast

Podcast

Compartir