líderes en noticias de marketing, publicidad y marcas

Estos son los riesgos que presentan los portales de empleo

Así funcionan las ofertas falsas en los portales de empleo

Aunque pueda no parecerlo, los portales de empleo también presentan numerosos riesgos debido a la facilidad para robar información personal.

Redacción

Escrito por Redacción

Son miles las ofertas de empleo que se publican cada día en España, en su mayoría a través de portales de búsqueda de trabajo. El proceso de búsqueda de empleo se ha trasladado casi exclusivamente al ámbito digital, sobre todo cuando se trata de empleos de marketing, porque este tipo de trabajos involucran de forma predominante el uso de las nuevas tecnologías. Sin embargo, aunque pueden ser muy convenientes, los portales de empleo presentan riesgos.

En concreto, destaca la enorme cantidad de ofertas falsas que se publican a diario en estas plataformas. Cualquier persona que se encuentre en búsqueda de empleo puede encontrarse por accidente con una de estas ofertas fraudulentas y enfrentarse a diferentes peligros, desde las estafas más clásicas hasta el robo de datos y su venta posterior en la dark web.

Todas las posibilidades entrañan peligro, así que se hace necesario prestar mucha atención a la hora de postularse a una oferta de trabajo. En un artículo de ExpressVPN se explican de forma detallada todos estos riesgos, e incluso se hace hincapié en ofertas de trabajo falsas relativamente inocuas publicadas por empresas legítimas para dar una mayor imagen de éxito. Las ofertas fraudulentas elaboradas por los hackers, en cambio, no son tan inocentes.

El robo de datos en las ofertas de trabajo falsas

Muchas ofertas de trabajo fraudulentas aprovechan el interés de quienes buscan empleo para recopilar datos con diferentes fines perniciosos. La información que compartimos en el currículum o en los formularios de preselección acostumbra a ser muy extensa, de forma que a un hacker le resulta más que suficiente para poder lucrarse con ella. Los hackers pueden beneficiarse del robo de datos de distintas maneras:

  • Venta de datos en la dark web. La manera más sencilla con que un hacker puede ganar dinero con nuestra información es vendiéndola en la dark web. Las bases de datos de este tipo son muy codiciadas para diferentes fines, y ninguno de ellos nos deja demasiado bien parados.
  • Hackeo de cuentas online. Los ciberatacantes también pueden aprovechar la información robada de los currículums para vulnerar nuestras cuentas online, por ejemplo incorporando esos datos en un software de robo de contraseñas mediante un ataque de fuerza bruta.
  • Suplantación de identidad. Los ataques de suplantación de identidad pueden ser incluso más peligrosos. Con ellos, los hackers pueden hacerse pasar con nosotros para tratar de obtener el control de nuestras cuentas bancarias. En el proceso, pueden solicitar un duplicado de nuestra tarjeta SIM a partir de la información proporcionada.
  • Creación de cuentas «bot». Las cuentas ‘bot’ en las redes sociales pueden resultar muy lucrativas, pero resulta cada vez más difícil crearlas. Por eso los ciberatacantes recopilan datos de personas reales y los emplean para crear perfiles falsos en Instagram, Facebook, X o TikTok. Estos perfiles son mucho más creíbles, y pueden utilizarse con fines de propaganda o de desinformación.

¿Cómo proteger nuestra información privada en los portales de empleo?

No tenemos forma de saber hasta qué punto nuestra información privada puede quedar en riesgo si la compartimos en una oferta de trabajo fraudulenta, y por eso la mejor solución pasa por limitar los datos que incluimos en nuestro currículum. La desesperación ante la necesidad de conseguir un puesto de trabajo puede llevarnos a compartir más información de la cuenta, lo que nunca es buena idea, ni siquiera en las ofertas legítimas.

Algunas de las medidas que se deberían adoptar para proteger la información de tu currículum en los portales de empleo son las siguientes:

  • No se debe adjuntar la dirección postal. La dirección postal es más valiosa de lo que se cree. Será necesario compartirla con las plataformas de e-commerce si se hacen compras online, pero en ningún caso se tendrá que adjuntarla en un currículum. Las empresas no necesitan saber la dirección exacta para determinar si tu candidatura les interesa o no. En lugar de esto, puede anotarse simplemente el área donde se reside.
  • No es obligatorio compartir el teléfono que se usa en el banco. Si se tiene un número de teléfono asociado a la aplicación de banca online, no se debe compartir en el currículum. Un hacker podría tratar de vulnerar el acceso a la cuenta solicitando un duplicado de tu tarjeta SIM en el nombre de la persona. Es mucho más conveniente comprar una tarjeta prepaga y utilizar esta línea telefónica en los currículums.
  • No escanear el DNI. Si la empresa termina haciendo un contrato, se tendrá que adjuntar escaneos del DNI para que puedan formalizar el alta en la Seguridad Social. Pero la compañía no necesita un escaneo del documento en una instancia previa. Ni siquiera es necesario que se incluya el número del DNI en el currículum. Cuanta menos información personal se comparta, mejor será.
  • No son necesarios los datos de las redes sociales. Las empresas no necesitan comprobar cuántos seguidores se tienen en Instagram para determinar si quieren contratar a la persona o no. La única red social que podría interesar compartir es LinkedIn. Si los ciberatacantes están buscando víctimas para hackear sus cuentas, se lo pondrás muy fácil si les haces llegar directamente un enlace al perfil, ¿no te parece?

Newsletter ¡Suscríbete a nuestra newsletter! WhatsApp Sigue a MarketingDirecto.com en WhatsApp

 

Neural.ONE lanza la mayor actualización de su modelo de atribución basado en Inteligencia ArtificialAnteriorSigueinteAmazon se tira a la yugular de Temu y Shein con su propia división "low cost"

Contenido patrocinado