e-commerce

Los servicios financieros, la nueva meta de Amazon

Amazon (también) quiere ser un banco

Amazon busca reforzar su negocio principal y facilitar las transacciones de sus usuarios convirtiéndose en un banco con servicios de pagos, préstamos e incluso seguros.

Comenzó siendo una empresa de venta de libros por internet y pronto se convirtió en una de las compañías de e-commerce más grandes del mundo. Pero Amazon tiene un nuevo objetivo: ser (también) un banco.

La nueva andadura empresarial de Jeff Bezos pasa por erigirse como una opción financiera real para sus usuarios. Para ello, la compañía lleva algún tiempo ofreciendo algunos productos como préstamos, retiradas de dinero en efectivo y cuentas corrientes.

Una estrategia que se construye, según explica el diario Expansión, en torno a 3 pilares: pagos, depósitos y préstamos. Dentro del primero, los pagos, encontramos dos servicios, Amazon Pay, nacido en 2007 y que ya acumula 33 millones de clientes y está presente en 170 países.

Por su parte, Amazon Cash acaba de ver la luz como un servicio concebido para ofrecer de manera gratuita a sus clientes el depósito de dinero en efectivo en una cuenta digital en tiendas minoristas a través de un código de barras.

Amazon Lending se presenta como un servicio de préstamos, en funcionamiento desde 2011 y que, gracias a sus acuerdos con otros bancos, le permite ofrecer préstamos a pymes de valores comprendidos entre los 1.000 y los 750.000 dólares.

Pero los planes de Amazon para su negocio financiero son mucho más amplios. Los seguros, las hipotecas o las criptomonedas ya son algunas de sus prioridades para hacer crecer este servicio que facilite las transacciones que realizan sus usuarios y refuerce su negocio principal.

Te recomendamos

A3

ADN

Navidad

Recopilatorio

Enamorando

Compartir